Diego Simonet: “Creo que es el Panamericano más complicado desde que estoy en la Selección”

Este miércoles por la noche debuta el seleccionado masculino en el Panamericano de Lima. Para lograr el máximo objetivo, Tokio 2020, los Gladiadores se vienen preparando desde hace unos meses con una puesta a punto que incluyó gira por Francia.

Antes de partir hacia la capital peruana, el combinado argentino realizó un entrenamiento a puertas abiertas, que se llevó a cabo el pasado jueves lluvioso, y tuvo una muy buena convocatoria en las gradas del estadio de ViLo.

Al finalizar el entrenamiento de dos horas en el que los jugadores realizaron tanto trabajo físico como táctico, y luego de un rato en el que los dirigidos por Cadenas se sacaron fotos con los espectadores, pudimos dialogar con Diego Simonet y Matías Schulz.

Entrenamos bien y llegamos bien, ojalá que con el correr de los partidos vayamos tomando rodaje”, fue lo primero que nos dijo el arquero albiceleste.

Al ser consultados sobre qué consideraban como claves del equipo, ambos jugadores coincidieron al afirmar que el punto más importante para ellos va a ser la defensa. El jugador del Montpellier dijo que espera “que estemos todos positivos y sin perder la calma. La defensa es muy importante para nosotros ya que en el ataque se necesita quizás mucho más tiempo para entrenarse y tener todos los detalles de la táctica”. Por su parte, Matías Schulz agregó que también es clave “poder correr un poco el contraataque y estar finos. Sumar confianza en los momentos indicados para llegar bien a los momentos decisivos”.

Lo soñado por todos, y al igual que sucedió en esta edición con las chicas, es llegar a disputar la final con Brasil. Para eso, tanto el alemán como el chino, reconocen que todo lo previo para llegar al objetivo será muy duro. “Ojalá sea una final contra Brasil. Significaría que le ganamos a Cuba, que le ganamos a Chile, a Estados Unidos”, declara el uno albiceleste, con los pies sobre la tierra, y a su vez añade que con Brasil es un partido 50 y 50. A veces les toca a ellos, a veces nos toca a nosotros, el que esté mejor ese día, el que esté más justo en los detalles, es el que en definitiva va a tener más opciones de ganar”.

Simonet, por su parte, es también consciente de que el torneo está para cualquiera y, ante la pregunta de si se ve levantando una nueva copa frente a Brasil, reconoce: Ojala se dé, y sería un sueño porque es un torneo donde solo uno va a clasificar, no es como Toronto que clasificaban dos; así que va a estar muy difícil. Creo que es el Panamericano más complicado que vamos a jugar desde que estoy en la selección porque Cuba y Chile están muy bien y Estados Unidos lo demostró contra Brasil que está muy bien también y tiene once europeos”. Más adelante, acotó que “si no se da ahora, lo intentaremos en la clasificación en mayo. El objetivo, sea donde sea, es clasificar a Tokio”.

Con un toque más personal, el arquero comentó la particularidad que tendrá este semestre para él: Sería lindo llegar a los Juegos Olímpicos otra vez. En mi caso sería clasificar por tercera vez y además voy a ser padre por tercera vez así que eso sería lindo”

Considerando que salvo contadas excepciones (Federico e Ignacio Pizarro y Federico Fernández) todos los Gladiadores militan en clubes europeos, el arquero de 37 años admite que “es positivo que la mayor cantidad posible de jugadores estén en buenos equipos y jugando contra rivales muy fuertes todo el año. También sabemos que quienes están en Argentina se rompen el alma para estar al mejor nivel. No hay una gran diferencia, estamos todos en un buen momento, en un buen nivel y esperamos que eso sirva para conveniencia del equipo”.

“Nunca hay que olvidar de dónde salió uno y de dónde juega también. Sabemos que en Argentina los recursos son otros, diferentes a los que hay en Francia, donde juego ahora. Pero siempre hay que ser positivo y luchar para que nos vaya lo mejor posible en la selección. Obviamente, cada vez que venimos acá uno intenta aportar, dar consejos sobre todo a los más jóvenes que recién están empezando en Europa o los que están acá. Uno no tiene que olvidar de dónde vino y cómo le hubiese gustado que otros jugadores le digan las cosas”, se sincera el central argentino sobre los que recién comienzan a experimentar el handball como profesión, en el viejo continente.

Aprovechando la mención del handball como profesión, le consultamos al jugador del Montpellier cómo ve al handball local y qué opina acerca de los jugadores que parten jóvenes hacia Europa: “Lamentablemente, hoy te tengo que decir que hay que irse afuera. Creo que apenas terminás el colegio habría que irse afuera porque es ahí donde empezás a tomar todos los recursos handbolísticos y a prepararte como un profesional. También con poca edad podés vivir con poca plata y siempre cuando uno emigra no le pagan mucho, así que hay que hacerse de abajo. Quieras o no, el handball argentino sigue igual, crece con la televisación pero falta ese salto de calidad de profesionalizar el handball”.

Tener cara a cara a Diego Simonet y no consultarle sobre su histórica consagración como MVP en el Final 4 de la Champions, era una picardía. Por suerte no sucedió y el Chino se prestó a contarnos qué fue lo primero que pensó al momento de coronarse campeón de la Champions y recibir el premio máximo de la serie final como jugador: “En mis viejos que estaban en la tribuna, que son los que me vieron, los que me impulsaron con el handball y fueron a cada torneo. Creía que la Champions era algo increíble para vivir y encima salir MVP es la frutilla del postre, muchos jugadores de Europa no la tienen. Hiper contento, y me puso muy feliz que mis viejos hayan estado ahí”.

Por último, dialogamos sobre la próxima temporada que le espera en el Montpellier, donde habrá muchos jugadores nuevos: “Hay que tener una relación nueva con varios de ellos porque hubo ocho o nueve que se fueron, así que va a estar bueno; es interesante porque siempre en un equipo cuando llegan jugadores nuevos, la forma de jugar cambia. Estoy con muchas ganas de estar con Montpellier y hacer una buena temporada”.

Disfruten del handball que es un deporte en equipo y hagan muchos amigos”, cierra y aconseja el Chino, con la humildad que lo caracteriza, dirigiéndose a los más jóvenes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.