Dos tiempos, dos caras

Tras un muy buen primer tiempo, Argentina cayó sin atenuantes por 29-13 ante las locales en la primera fecha del Mundial de Handball Femenino España 2021.

“Tratemos los últimos ocho que quedan, recuperarnos para lo que viene. Olvídense de todo esto y comencemos a jugar en ataque” afirmó el técnico de La Garra, Eduardo Dady Gallardo, tras un tiempo muerto pedido sobre el final del partido cuando el trámite del encuentro ya no tenía modificaciones y parecía sellado. Lo cierto, es que si bien, Argentina tuvo un segundo tiempo plagado de errores en el ataque y perdidas de pelota, tuvo una primera parte destacable y que ilusiona de cara a los choques que se vienen en la fase de grupos. 

De entrada, Argentina sabía que no tenía un debut fácil. El local, en su casa, a estadio lleno, como no ocurría desde la pre-pandemia. Eran muchas las condiciones que resultaban adversas para el conjunto nacional, que a pesar de ello, hizo pie en los primeros 30 minutos del encuentro con bastantes puntos altos para destacar.

Para comenzar, una defensa aguerrida, ágil y con un gran porte físico para evitar cualquier combinación de las españolas en el ataque. Realmente, en los primeros treinta minutos de la noche de Torrevieja, hoy se hizo presente una defensa ADN Garra. Un gran despliegue de los tres defensivos para salir a contactar en la zona de decisión del ataque español en 7 u 8 metros. En este punto hubo un muy buen trabajo de Giuliana Gavilán y Manuela Pizzo. También hubo un destacable trabajo de los dos y los unos defensivos, saliendo constantemente a cortar al jugador impar para complicar la circulación rápida de pelota. Se podía ver al último subcampeón del mundo muy molesto en su propia casa. 

Otro punto interesante del combinado albiceleste en el primer tiempo fue Marisol Carratú. Cuando la defensa no podía detener la potencia europea, apareció la ex Ferro para bajar la persiana y mantener a La Garra a tiro del empate. A su vez, cuando la guardameta nacional no atajaba, la imprecisión de las españolas ayudó también por momentos.

En ataque, también, fue interesante en el primer tiempo la rotación y la intensidad de las jugadoras que sin bajar el ritmo se mantuvieron en partido. Un ataque fluído y veloz que contó con la capacidad de Malena Cavo para crear lanzamientos y filtrarse en impensados espacios de la defensa española. Argentina se fue 11-10 abajo en el entretiempo, aún desaprovechando algunas situaciones en superioridad numérica.

En la segunda parte, fue otra la cara de las dirigidas por Gallardo. La defensa dejó de contactar, las combinaciones en el ataque dejaron de funcionar (La Garra marcó 3 goles en los últimos 30 minutos de partido) y todo el poderío del subcampeón del mundo se hizo presente en Torrevieja para marcar las diferencias establecidas en el resultado final (29-13).

Argentina tuvo dos caras y sabe muy bien que aprovechando al máximo e imitando lo que hoy hizo en los primeros treinta minutos tiene serias chances de poder hacer un mundial histórico para el balonmano nacional.

¿Cuándo vuelve a jugar Argentina?

El sábado 4 a las 14hs, La Garra se enfrentará a Austria por la segunda fecha buscando el primer triunfo de la cita mundialista.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.