A despedirse de la mejor manera

La Selección Argentina logró su primer triunfo en el Mundial al vencer por 36-29 a su par de Kosovo y ahora definirá el vigésimo primer lugar ante los Estados Unidos, mañana a las 04:45hs. Los Juniors venían de perder todos sus duelos en un muy complicado Grupo D, donde se enfrentó a cuatro europeos y a Chile.

El comienzo del partido fue muy igualado, con la albiceleste tomando varias veces la ventaja, pero sufriendo algunas pérdidas que el conjunto europeo no perdonó demostrando contundencia en la definición que hasta el minuto 19 tenía 100% de efectividad. Ni siquiera con las dos exclusiones del rival antes del cuarto de hora, primero de Atdhe Basholli y luego de Jon Muqolli, pudo alejarse en el resultado, que llegando a los 20 minutos estaba 12-12.

Ignacio López Pérez fue la principal carta ofensiva del equipo, sobretodo rompiendo por el centro de la defensa rival. Marcó dos goles consecutivos, luego robó un balón clave en defensa y asistió a Franco González para que este estirara la diferencia a tres por primera vez en el partido. El hombre de Sedalo terminó con siete tantos en el primer tiempo (3/3 en 7mts.)

Los dirigidos por Fernando Capurro pisaron el acelerador en el cierre de la primera parte, con recuperaciones en defensa y réplicas veloces lograron un parcial de 5-1. También David Schenkel, que debutó contra Noruega luego de entrar en la lista por Nicolás Agnoletti, empezaba a mostrarse bajo los tres palos.

Faltando 13 segundos el arquero de Quilmes salvó un buen disparo de Drenit Tahirukaj y, con ayuda de una voluntaria que le alcanzó la pelota de detrás de los carteles de publicidad, sacó rápido la ofensiva con Pedro Martínez Cami y este asistió a Tomás Marinaro en el pivot para que ponga un 18-13 en el resultado que, como venía el partido, era muy valioso.

En los últimos 30 minutos el conjunto kosovar nunca pudo volver a meterse en partido, la diferencia en el marcador nunca bajó de cuatro goles. Apresurados por el resultado cometieron varios errores en ataque, dejándoles a los campeones del torneo Centro-Sur varios contragolpes, aprovechados en su mayoría por Manuel Sanfelippo (3/3).

En Kosovo destacaron Tahirukaj y Muqolli con presencia en ambas áreas, realizaron siete y seis anotaciones respectivamente, en los más de 55 minutos ambos jugaron del partido. También el arquero Art Luzha y el extremo Lulzim Shabani tuvieron buenas participaciones en el complemento, pero que poco pudieron hacer para torcer la historia

La segunda mitad de Argentina tuvo una figura excluyente y fue Pedro Martínez Cami. El hombre de Colegio Ward estuvo firme en defensa, impecable a la hora de robar y preciso para asistir a sus compañeros en contras o en el pivot. Terminó el encuentro con cuatro asistencias, cuatro recuperaciones y seis goles.

El equipo nacional supo mantener el ritmo y se llevó una cómoda victoria por 36-29 ante otro de los colistas en la fase de grupos. Ahora solo resta saber si los Junior terminan en el puesto 21 o 22, situación que definirá frente a EEUU mañana, intentando cerrar el torneo con una sonrisa.

 

Foto: IHF

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.