La victoria detrás de la derrota

La derrota vs Qatar dejó a Los Gladiadores en la puerta de los 4tos de final pero ganó el reconocimiento de federaciones y deportistas que se identificaron por la entrega del seleccionado por la Celeste y Blanca.

A todos nos dolió la forma en la que quedamos afuera. Sí, empiezo a escribir en primera persona porque fue así, dolió. Dolió por un equipo que dejó todo dentro de la 40×20, que estuvo a un paso de hacer historia en el handball panamericano. Da tristeza por haber estado 6 goles arriba y no poder mantener la ventaja, por los errores en los últimos 10 minutos producto de la desesperación de que se nos estaba escapando la clasificación que teníamos en nuestras manos.

Si a nosotros “los del palo” nos duele ¿Se imaginan lo que les sucede a ellos? Así y todo, conseguimos la mejor clasificación en un Mundial, igualando aquel mítico Suecia 2011, donde nació el mote Gladiador. Diez años pasaron. En aquel año fue una alegría inmensa haber conseguido ese 11º puesto. Este año, queda la sensación de bronca porque Argentina estaba para más. Uno piensa y dice: ¡QUE LOCURA TODO LO QUE PASÓ EN 10 AÑOS! Y sí, lo que creció el handball argentino, a pesar de su amateurismo, es enorme y hay que estar orgulloso por el logro obtenido.

La entrega, la fortaleza, el amor por la Celeste y Blanca y la resonante victoria ante Croacia, subcampeón europeo, hicieron hablar a los grandes medios (que muchas veces lo dejan a un costado al ‘polideportivo’), a deportistas y federaciones de otros deportes y al país que se ilusionó con ver a Los Gladiadores entre los 8 mejores del mundo por primera vez en la historia.

“The Last Dance” de Sebastián Simonet se fue haciendo eco, el gran nivel de Lucas Moscariello, las atajadas de Leo Maciel y Juan Bar, las lágrimas y el abrazo de emoción del Colo Vainstein y Bar, el goleo de Federico Pizarro, la juventud de Pedro Martínez, y mucho más tendría para seguir enumerando, hicieron que el handball esté en los primeros planos a nivel nacional.

¿Cómo llegó a los primeros planos? Por el reconocimiento que hicieron propios y extraños, no sólo por el rendimiento y las situaciones anteriormente mencionadas, sino por la entrega y el legado que puede dejar esta Selección para cualquier chico/a que sueña con defender la bandera argentina.

De la cuenta oficial de Los Pumas y el Seleccionado de Básquet, pasando por Facundo Campazzo, Gabriela Sabatini, Juan Pablo Sorin, Sofía Maccari y hasta el Ministro de Turismo y Deportes: Matías Lammens. Ni uno de ellos dejó pasar la oportunidad de reconocer al seleccionado dirigido por Manolo Cadenas por su juego y entrega.

Sin dudas, Los Gladiadores cayeron como tal lo indica su nombre: en pie de guerra, pero ganaron mucho más de lo que piensan. No terminó el Mundial entre los 8 mejores pero en Argentina ganaron algo mucho más que una posición: el reconocimiento nacional ¿Por qué? Porque Los Gladiadores están zarpados de argentinos.

Los mensajes durante y post Mundial

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.