Volver a empezar: cómo retomaron la actividad en el CIAF de Jujuy

Cuatro años después de aquel lamentable episodio que tuvo en vilo a los 150 chicos que jugaban en el club, el CIAF de Jujuy vuelve a ser noticia. Sin embargo, esta vez, la primicia es mucho más agradable: esta semana, tras presentar los protocolos de seguridad e higiene pertinentes, el CIAF pudo volver a los entrenamientos, convirtiéndose en uno de los primeros clubes del país en retomar la actividad.

Sergio “Checho” Molina dialogó con Das Handball acerca del retorno del balonmano: “Acá en Jujuy se venían habilitando algunas actividades físicas como trotar y andar en bicicleta.  Luego se sumó la actividad grupal al aire libre y fue ahí cuando vimos la posibilidad de volver. Entonces nos pusimos a armar nuestro protocolo (como club) siguiendo los lineamientos de aquellos que ya habían presentado otras actividades a la Municipalidad. Lo presentamos ante el Comité Operativo de Emergencia, que es el ente que regula todo acá, y por suerte fue aprobado“.

Claro que la normalidad aún está lejos: “Por ahora nada de pelota, de juego ni de contacto. Estamos esperando pasar a la siguiente fase para poder comenzar a entrenar con balón“. En tiempos de pandemia la mayoría de los jugadores extrañan la pelota, pero la posibilidad de volver a encontrarse con los compañeros de equipo ilusiona a todos.

Molina compartió el protocolo elaborado desde el CIAF, pensando que muchas provincias tienen la posibilidad de comenzar lentamente a volver a la práctica deportiva: “Ha sido un lindo trabajo en equipo, lo compartimos para colaborar y aportar un granito de arena en esto. Que cada uno lo tome y lo adapte a su realidad, a sus exigencias municipales o provinciales, pero está bueno tomarlo como punto de partida“.

Las imágenes que llegan desde Jujuy hubieran sido inexplicables hace algunos meses: demarcaciones de espacios personales dentro de la cancha y barbijos en las caras de todos los chicos. No pueden entrenar más de 12 personas por grupo y cada uno debe concurrir los días pares o impares, según el último número de su DNI. Cada deportista tiene un espacio de trabajo de tres metros de ancho por diez de largo y cuenta con conos, pelota, vallas que son higienizados tras la práctica. Sin duda, una realidad a la que costará acostumbrarse pero que será ineludible al momento de volver a encontrarnos.

PROTOCOLO CIAF BALONMANO COVID 19-converted
Protocolo de circulación CIAF

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.