Con el último suspiro

El partido de la fecha no podía terminar sin ser dramático. Timothey N’Guessan sacó un bombazo de la galera y puso el empate en 25-25 para Francia en la última pelota del partido frente a Alemania.

La Mercedes-Benz Arena de Berlín se vistió de handball para uno de los mejores y apasionantes cruces del Mundial. Se enfrentaron Alemania y Francia. El local contra el campeón defensor. Los dueños de la pelota contra uno de los mejores seleccionados de la historia. Dos potencias, candidatas a quedarse con el título, que prácticamente definían el liderato del grupo A.

El duelo fue tal como se esperó en la previa: cerrado y sin demasiados sobresaltos ni diferencias en el marcador. Con dos combinados con mucho juego y armas propias, aunque también similitudes a la hora de utilizar a los extremos y pívots, pero siempre pensativos en cada uno de sus ataques.

Si bien fue Alemania quien empezó mejor y metió un parcial de 3-1 en los primeros diez minutos, los galos despertaron, achicaron el margen de error e igualaron el encuentro. Y a partir de ese momento intercambiaron el liderato del marcador hasta que los dueños de casa sacaron tres goles de renta (máxima ventaja del partido) y luego se fueron al descanso ganando 12-10.

De todas maneras nada estaba definido. Al comenzar el complemento nuevamente Les Bleus salieron a la carga y volvieron a empatarlo, ya sin tanto utilizar al pívot, pero con un Kentin Mahé intratable, quien se volvió el máximo artillero de la noche europea con nueve goles (82% de efectividad).

Mundial 2019 - Con el último suspiro
Timothey N’Guessan lo empató en la última – Foto: IHF

Sin embargo la Francia que tanto nos acostumbró a varias veces verlo ganar enfrentamientos a base de una defensa sólida, esta vez no demostró su mejor versión y Die Mannschaft le sacó rédito a las los lanzamientos de Paul Drux, Fabian Wiede y Fabian Bohm desde nueve metros y lo puso en aprietos, aunque no supo liquidarlo.

Los germanos pagaron caro la falta de nitidez en el tramo final dado que tuvieron posesión para sacar distancia de dos, pero un mal pase a Uwe Gensheimer le dio vida a los dirigidos por Didier Dinart. Tal es así que con tres segundos por jugarse, Timothey N’Guessan (sin brillar en el partido) metió un bombazo y se convirtió en el verdugo del local al darle el empate a Francia por 25-25.

Punto clave para los franceses que los deja como el único líder del Grupo A y, de ganarle a Rusia el jueves, confirmará ese puesto. Baldazo de agua fría para Alemania (pese a que ya esté clasificado a la Main Round) y otro envión para Les Experts, que van por su séptima Copa del Mundo.

Ficha del partido

Alemania

Director técnico: Christian Prokop

Director técnico: Didier Dinart

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.