Matías Schulz: “Nunca descarto nada, pero lo veo difícil”

El Alemán anunció su retiro de la actividad mediante las redes sociales momentos antes de que se confirme la postergación de Tokio 2020. En dialogo con Das Handball confirmó que su carrera terminará este año pero dejó abierta una puerta para disputar su tercer Juego Olímpico. Además, habló de su futuro, dio su punto de vista acerca de la evolución del handball argentino y mucho más.

El arquero surgido en SAG Polvorines, dueño del arco de la Selección en los últimos años, es uno de los mayores referentes en el puesto para grandes y chicos. Con 226 partidos disputados con la Albiceleste le puso fin a su carrera deportiva, en la que pasó por Dessau-Rosslauer (Alemania), Anaitasuna, Antequera, Badajoz, Granollers (España), Nantes (Francia), culminando su trayectoria en Suiza con el Pfadi Winterthur.

– Primero es inevitable preguntar, debido a la confirmación de la postergación de los Juegos Olímpicos y que tu publicación aclaraba que los jugarías mientras fueran este año, ¿esa postura se mantiene?

– Termino mi carrera profesional este año. Nunca descarto nada en la vida, pero lo veo difícil.

– Sos un gran referente para muchos chicos en tu puesto. Hace años que estás en la Selección y jugando en el exterior. ¿Qué enseñanzas te fue dejando cada paso que fuiste dando y que le podrías decir hoy a los que te tienen como referente?

– Lo más importante es el trabajo y la humildad. En el camino se cometen muchos errores, pero es importante saber corregirlos a tiempo. Y no olvidarse tampoco de la perseverancia… Intentarlo una y mil veces hasta que las cosas salgan como uno quiere.

– Confirmabas en las redes que seguirás ligado al handball desde tu club. ¿Pensás en el futuro poder hacer lo mismo, ya sea en la parte dirigencial o deportiva, en Argentina?

– Como te decía en la primera pregunta, nunca descarto nada. Pero hoy estoy centrado en que los próximos años seguramente los pase aquí, sumando experiencia en un área que me apasiona mucho (N. de E.: Gestión Deportiva).

– Por muchos años estuviste en la Selección. Si hoy tenés que elegir tres partidos que te hayan marcado en tu carrera, ¿cuáles serían y por qué?

– El más importante en mi carrera creo que fue la clasificación en Guadalajara para los Juegos de Londres 2012. Principalmente por lo que significó ese partido para el handball argentino. Después destaco el partido contra Suecia en el Mundial 2011 y el de Chile en Lima 2019 porque significó nuevamente la clasificación olímpica.

– ¿Qué significa en tu vida el handball y cuánto le atribuís, por la consistencia, al apoyo que tuviste desde de tu familia?

– El handball fue mi vida los últimos 20 años y seguramente seguirá siendo una gran parte de ella en el futuro. Especialmente teniendo hijos que están empezando a dar sus primeros pasos en el deporte.

– Desde que te iniciaste entrenando con la Selección al día de hoy, ¿qué cambios pudiste notar en el nivel, la preparación e infraestructura?

– Fueron cambiando bastantes cosas. Hoy por hoy la competencia por el puesto es mucho mayor y de más nivel. La preparación, con torneos, giras y demás, mejoró muchísimo. A lo mejor el punto que queda más por mejorar es en cuanto a la infraestructura.

– ¿Con qué sensaciones te quedás de tu carrera deportiva?

– Terminó mi carrera en paz, con la tranquilidad de que pude cumplir con prácticamente todos los objetivos deportivos que me propuse. Pero, principalmente, contento por haber conocido tantos lugares y gente durante mi carrera. Sin dudas, es lo más lindo que me llevo de todos estos años.

 

226 partidos, 8 Mundiales, 2 Juegos Olímpicos, 7 títulos continentales, infinidad de atajadas y alegrías. Se va uno de los grandes responsables de esta generación histórica llamada Gladiadores. En la memoria colectiva quedarán sus nervios de acero en situaciones límites, su figura en partidos claves, la gran dupla que formó con el Negro García y otras páginas doradas del handball argentino. Desde aquí, nuestro agradecimiento a este inmenso arquero que nos ha dejado afónicos más de una vez. ¡Gracias, Alemán!

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.