Un regreso con todas las luces

De la mano de Sebastián Simonet, Ballester vivió una fiesta y volvió al triunfo.

 

Ballester le ganó el clásico alemán a SAG Polvorines en el Mundialista por 29-25 por la quinta fecha de Liga de Honor Caballeros. Sin embargo, el que se llevó todas las luces fue Sebastián Simonet, quien regresó al handball metropolitano tras 13 años en el alto nivel de las ligas europeas. Con él en cancha, el local se impuso ante la Pólvora, que se fue con dos expulsados. 

El marco en el Mundialista era perfecto para recibir al hijo predilecto en casa. “Pase maestro, lo estábamos esperando”, decía uno de los carteles en la entrada al gimnasio. Mientras finalizaba el cotejo del equipo de Primera Damas de SAGVB ante su par de CI.DE.CO. “B”, en el Rojo probaban la iluminación y el sonido para darle color a la inminente vuelta del más grande de los hermanos Simonet. Culminado el triunfo de la Primera femenina por 27-19 sobre la visita, ambos equipos ingresaron a entrar en calor y la gente aplaudió al central de Los Gladiadores.

El partido comenzó con el gran protagonista sentado en el banco. Los primeros minutos fueron gol a gol, con buenos arranques de Nicolás Bono, Mariano Cánepa y Andrés Kogovsek, mientras que en la visita fueron importantes el central Mariano Suárez, Patricio Crotti y Lautaro Cano. A los 15 minutos de la primera mitad, con la número 25 en la espalda, Simonet ingresó en lugar de Bono, con el local dos goles abajo. A partir de allí, la Pólvora salió con una defensa 5-1 con el avanzado marcando casi en personal al ex Ademar de León. Cerca del final del primer tiempo, mientras marcaba de tres junto a Cánepa, Simonet recibió un codazo del pívot rival, Rodrigo Ochoa, quién vio la tarjeta roja. Balle se fue al entretiempo ganando 15-12 y Sebastián todavía no había podido marcar en su regreso. 

Inició la segunda mitad y en los primeros ataques SAG Villa Ballester atacó con doble pívot (Simonet y Canepa) y fue desde un rebote que el jugador de la selección nacional marcó su primer gol en esta LHC. Pasados unos minutos, Balle se hizo fuerte de contraataque y su arquero Tomás Mendieta cerró el arco. Así el local pudo estirar cómodamente su ventaja a seis de diferencia con un parcial de 23-17. Antes de retirarse de la cancha, Seba había convertido un gol de fly tras un pase muy bueno de Francisco Tome, quien había ingresado en lugar de Kogovsek, aunque los árbitros le anularon el tanto por haber pisado el área. El partido finalizó 29-24 y el deseo de ver el regreso del crack ya había sido cumplido por el ámbito handbolero. “Estoy muy contento por volver a jugar en el club donde me crié y de poder compartir cancha con amigos. Es lindo ganar y sabíamos que había que hacerlo porque el anterior lo habíamos perdido. Estoy contento por todos lados”, destacaba Sebastián tras finalizar el partido.

Balle ganó, se repuso de la caída ante Ward en la fecha anterior y se puso a dos puntos del líder, UNLu. Ahora con Simonet dentro del plantel, el club alemán sabe que tendrá un plus en la Liga para pelearle el título a los de San Fernando. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.