La Muni de San Miguel se queda sin su casa

¿Cuántas veces te levantaste temprano un finde para ir al club a ayudar a pintar las líneas de las canchas? ¿Cuántas rifas vendiste cuando eras juvenil para que tu equipo tenga mejores materiales? La historia de siempre: el handball crece y se mantiene por su gente.

Todo eso y más lo ha vivido la Municipalidad de San Miguel en los últimos años, con un crecimiento en la cantidad de jugadores, tanto en la rama masculina como en la femenina. También con el establecimiento de su casa: la cesión de un tinglado a metros del Club Regatas de Bella Vista supuso el final del alquiler de canchas para los partidos de mayores y también la continuidad de entrenamientos para todas las categorías.

Como todos los clubes, con el esfuerzo de sus jugadores y la comisión de padres, la Muni fue mejorando el lugar: pintura, luces, tablero, buffet y hasta gimnasio. Una inversión muy grande dinero, tiempo y amor: el tinglado se transformó en casa, un lugar en el que todos los fines de semana se reúne mucha gente para alentar al cuadro celeste.

Hoy, ese hogar está a punto de desaparecer: el Club Regatas hará uso del espacio y se lo otorgará a una reconocida cadena de gimnasios. Por eso, desde la actividad están solicitando a la Municipalidad un nuevo espacio para poder reconstruir ese hogar que tanto costó. Hay una promesa de construir un nuevo espacio y sumar dos playones, pero la realidad es que, desde el 1° de marzo, la Muni deberá dejar el gimnasio.

Nuestro deporte necesita siempre más infraestructura, no menos. Esperamos que se pueda lograr alguna solución para este conflicto.

Stefanía León

Tesista de Ciencias de la Comunicación en U.B.A. y jugadora de Handball en la Municipalidad de San Miguel. Obsesiva de las redes sociales, buscando innovar siempre. Ex C5N y abriendo camino en A.F.A.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.