El Súper 4 arranca con todo

El último y gran torneo del año de la Fe.Me.Bal. llega al Parque Roca, hecho histórico para el handball metropolitano, y Ballester, Sedalo, Unlu, Dorrego, River, Argentinos y Ferro quieren quedarse con el trofeo.

 

Se viene la 15º edición del Súper 4 y la cita será en la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Más precisamente en el icónico Estadio Mary Terán de Weiss, aquel que días atrás recibió a figuras como Roger Federer y Alexander Zverev y que posee una capacidad para 15 mil espectadores, siendo así la arena cerrada más grande de todo el país. Un verdadero logro para un handball que no para de crecer.

¿Quiénes jugarán? El partido inaugural, en cuanto a la Liga de Honor Caballeros, estará en manos de Dorrego y River. El Lobo viene de quedarse con el cuarto puesto del Clausura por diferencia de gol (34 puntos, los mismos que Unlu con quien empató 26-26 en la fecha 10) y se medirá el sábado a las 19:45 horas contra el conjunto dirigido por Pablo Sznitowski, que selló su boleto al torneo a falta de una fecha y buscará consagrarse en un certamen metropolitano tras cinco años (el Súper 4 2014 fue su último título).

Ya el día domingo será el turno de UNLu vs Argentinos Juniors a las 17 hs. Eel equipo de San Fernando viene de ser bronce en el Clausura, pero a la vez es quien defiende el título del certamen actual e intentará quedarse con el bicampeonato de manera consecutiva. Por lo que no será una tarea sencilla para el Bicho, que se colocó sexto en el reciente campeonato, gran mérito si lo comparamos con su lucha por la permanencia a estas alturas de la temporada pasada.

Mientras que a las 19, el último lugar entre los cuatro mejores se lo disputarán Sedalo y Ferro. El primero de ambos viene en levantada: no pierde desde la quinta fecha del Torneo Clausura (29-20 con Dorrego) y quedó a las puertas de un título metropolitano tan sólo por diferencia de gol. Por su parte, el elenco de Caballito no sacó resultados positivos en las dos jornadas finales y quedó relegado al séptimo puesto, obteniendo el  último cupo para la competencia que se viene.

Recordemos que, por otra parte, Ballester ya espera en las semifinales, privilegio que obtuvo tras consagrarse en el Clausura.

Pero aquí lo sucedido en el torneo que pasó ya no importa demasiado y todos pueden convertirse en la pesadilla de los otros. No hay rivales sencillos y los siete equipos quieren quedarse con la última corona para cerrar bien el año en un certamen que puede quedar en la historia de nuestro handball.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.