Se cerró la fase de grupos

Argentina intentó, luchó con las potencias y hasta le jugó de igual a igual durante 30 minutos pero no pudo mantener el ritmo. Frente a Chile lució su imagen más pobre y ahora le quedará luchar por el 21° lugar.

La Selección viajaba a la gira previa en Portugal con la valija llena de ilusiones. Sabían que el grupo era el de la muerte junto a 4 europeos de renombre. Sin embargo, ésta Selección sabía de epopeyas sino pregunten lo que hicieron en Palmira hace unos meses en la final con Brasil. La ilusión estaba intacta. La gira le sirvió para agarrar el rodaje necesario para intentar luchar ante las potencias en el grupo.

El debut frente a Alemania iba a ser duro. Si bien en el primer tiempo Argentina demostró que estando al 100% y no cometiendo errores podía lucharle a uno de los candidatos al título pero en el complemento todo fue distinto. La albiceleste no pudo mantener el ritmo de los primeros 30 y Alemania jugó a piacere para ganarle con claridad.

La segunda fecha era frente a Islandia con quien disputó un amistoso en Portugal con derrota por una ajustada diferencia. Y en Pontevedra volvió a suceder lo mismo. Los dirigidos por Fernando Capurro alternaron buenos y malos momentos durante los 60 minutos, llegaron con chances a diez minutos del final pero les faltó la experiencia de estos cruces para cerrar el partido y quedarse con un resultado que le permitiera sumar puntos.

Llegaba Dinamarca y la expectativa nuevamente era alta. La Selección ya había demostrado que podía luchar ante los candidatos. El encuentro se pareció al de Alemania. Tuvo una gran primera parte y el arranque del segundo tiempo fue malo con un parcial de 7-1 en contra que parecía sentenciar la historia. Sin embargo, con la gran actuación de Pedro Martínez Cami, Argentina llegó a poner a 3 goles a falta de seis minutos para el final. El ataque se secó y el resultado terminó a favor de los daneses.

Los resultados del grupo seguían dejando con vida a la albiceleste que aún debía jugar con Chile y Noruega. Y justamente con los trasandinos, en el partido “a ganar”, Argentina mostró su versión más pobre del torneo y se sumó que los chilenos mostraron un alto nivel a partir de su primera línea llegando con facilidad a los 6mts. Ni la reacción argentina en el final alcanzó para que la Selección pueda llevarse la victoria y la ilusión de luchar por un 4to o hasta 3er lugar en el grupo frente a Noruega. La ilusión de los octavos de final se terminaba para un grupo que no lo merecía.

Llegó el último partido frente a Noruega que le podía servir para terminar con una sonrisa la fase de grupos. Luego de 20 minutos muy buenos en defensa, incluyendo a Santiago Giovagnola en el arco, pero chocando ante el arquero noruego, la Selección Nacional se mantenía al frente en el marcador por dos tantos. Luego del TO pedido por los nórdicos y un parcial de 6-1, Argentina empezó a decaer defensivamente.

El segundo tiempo fue parecido al duelo con Dinamarca. Si bien Capurro empezó a preservar a jugadores como Martinez Cami, Lopez y Saud, la albiceleste tuvo momentos de buen handball y de buenas defensas, pero los “baches” en ambos lados de la cancha le costó que la diferencia final sea de 10 tantos (31-21).

La Selección culmino su fase de grupos con cinco derrotas sobre cinco jugados ¿Injusto? Si ¿Se podía haber hecho más si tocaba otro grupo? Seguro. Pero el bolillero determino que así sea y Argentina demostró que puede luchar ante las potencias. Demostró que estando al 100% le juega de igual a igual a quien sea. Sin embargo siempre tiene que tener un plus en su actuación porque en un mal día puede ser derrotado, como no estaba en los planes, frente a Chile.

Ahora queda luchar para terminar lo más arriba posible en el Mundial (del 21° al 24° lugar). Su rival, el miércoles a las 4.45hs, será Kosovo que terminó último en el grupo de Brasil ¿Qué hubiera pasado si caía en ese grupo junto a Bahrein? Seguramente estaríamos escribiendo del próximo rival en los 8vos de final. La Selección tiene futuro.

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.