Noruega le arruinó la fiesta

En la segunda semifinal del Mundial de Alemania/Dinamarca 2019, Noruega dio el gran golpe en Hamburgo y sacó del torneo al local Alemania tras ganarle por 31-25. En la final del domingo en Herning, lo espera el otro organizador del certamen: Dinamarca.

 

Los nórdicos lo volvieron a hacer. Por segunda vez consecutiva, Noruega estará en la definición de una Copa del Mundo. En Francia 2017, fue el equipo galo el que lo privó de obtener su primer título mundial.

El conjunto escandinavo llegaba a las semifinales con una campaña de siete victorias y una sola derrota (ante los daneses, en la última fecha del Grupo C). El triunfo ante Suecia en la Main Round le permitió meterse entre los cuatro primeros.

Por su parte, Alemania era, junto a Dinamarca, uno de los únicos invictos del torneo. Sólo había dejado puntos en el camino ante Francia, en el empate por el Grupo A.

En el arranque del partido, ambos equipos salieron a jugar con una gran intensidad. El extremo alemán Uwe Gensheimer anotó el primer gol. A los 7 minutos, Noruega aprovechó la superioridad numérica y pasó al frente por primera vez en el encuentro (4-3). Justamente, las exclusiones serían un verdadero dolor de cabeza para los teutones.

Del otro lado, Sander Sagosen y Magnus Rod continuaban con una alta efectividad y así los visitantes empezaban a dominar el tramite del juego para irse al descanso en ventaja por 14-12.

Lejos de relajarse, el conjunto noruego logró estirar la diferencia en el arranque del complemento a cuatro goles (21-17).

Cuando los dueños de casa estaban desorientados en ataque, apareció Fabian Bohm con sus lanzamientos externos para que Alemania se acercara en el marcador a dos (22-20).

En el tramo final del partido, Noruega mostró un gran oficio para jugar en los momentos calientes. Dos goles seguidos de Rod le devolvieron la ventaja de cuatro tantos a siete minutos del final.

Bohm y Fabian Wiede volvieron a poner a Alemania en juego con dos tantos consecutivos. 27-25 en favor de Noruega, a falta de tres minutos. De visitante y ante los “inventores” de este deporte, los nórdicos no perdonaron en el final. Sorensen y Bjarte Myrhol sentenciaron la historia y Goran Johannessen selló el 31-25 final.

Ahora, Noruega va por todo ante Dinamarca en Herning. Noruegos y daneses se enfrentaron en esa ciudad hace unos pocos días. El 17 de enero, los locales se impusieron por 30-26.

El domingo, a partir de las 13.30, estarán frente a frente definiendo al nuevo monarca del handball mundial. Cabe señalar que ninguno ganó un Mundial por lo que habrá un nuevo campeón. Además, el ganador clasificará a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Antes de la gran final, Alemania se medirá ante Francia por la medalla de bronce.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.