Garra histórica

Argentina culminó su participación en Japón 2019 logrando el 16° lugar, la mejor posición histórica mundialista, y dando buenas muestras de juego.

Si bien el equipo de Eduardo Gallardo cayó ante Angola, en su úlitmo partido del Mundial 2019, hay un dejo de felicidad porque se consiguió el mejor puesto en la historia de la competencia, que hasta el momento era un decimoctavo lugar en Dinamarca 2015.

El tránsito del partido fue igualado. Las africanas venían con buenos antecedentes en su paso por el Grupo A del torneo, venciendo a Eslovenia 33-24 y a Cuba por 40-30. Argentina jugó un buen primer tiempo, con una iluminada Elke Karsten que, en esos primeros 30 minutos, cumplió en todas las facetas, marcó cinco goles, bloqueó, recuperó pelotas, recibió penales y sacó exclusiones.

Argentina llegó al descanso por 17 a 13, pero en el complemento iba a brillar la figura de Angola en el encuentro y en el campeonato, Isabel Guialo. La central estuvo intratable desde los nueve metros, marcando siete tantos solo con sus derechazos. También fue importante la arquera Teresa Almeida que, con nueve atajadas, ayudó a mantener a su equipo en partido.

Antes de llegar a los 35 minutos de partido, Angola metió un parcial de 4-0 y empató el marcador. A partir de ahí la ventaja fue de mano en mano. La albiceleste encontró una buena solución en el ataque con Joana Bolling, desde el extremo izquierdo, y llegó a ganar por dos goles a falta de 12 minutos para que finalizara el encuentro.

Pero algunas pérdidas y tres bloqueos defensivos de Liliana Venancio en los últimos diez minutos fueron claves. Con un contundente parcial de 5 a 0, las africanas cerraron el partido. El gol del final de Macarena Sans sirvió solo para decorar el 30-27 definitivo.

El Mundial para La Garra terminó, y con un saldo más que positivo. Se logró el histórico decimosexto puesto, que hace que Argentina termine por primera vez en la historia por encima de Brasil en una Copa del Mundo (culminó 17º). Solamente dos selecciones de todo el continente pudieron igualar o pasar ese lugar, Estados Unidos con dos undécimos puestos (1975 y 1982) y obviamente Brasil, campeona del mundo en Serbia 2013.

También suman los tremendos números de Elke Karsten, que cosechó 46 anotaciones (46/75 61% de efectividad), 16/16 en siete metros. La ex Quilmes, hoy Debreceni de Hungría, es la tercera jugadora con más robos de pelota en el certamen sumando ocho, dos más que su compañera Camila Bonazzola que aparece novena.

Pero más allá de las estadísticas, quedan los buenos tramos ante selecciones como Suecia y Rusia. También la sensación qué el partido con Japón pudo ser diferente y cambiar la suerte del equipo en la fase de grupos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.