Dinamarca volvió a ganar y continúa imparable

Dinamarca derrotó a Túnez por 36-22 en la segunda fecha del grupo C, y quedaron como líderes con cuatro unidades, las mismas que Noruega, pero con mejor diferencia de gol.

Desde el comienzo el equipo danés salió a arrasar al rival. En defensa se movió muy inteligente, marcando constantemente el pase al pívot, lo que llevaba a los tunecinos a lanzamientos forzados desde los nueve metros o desde los extremos. Allí aparecía Niklas Landin, que se agigantó poco a poco en el arco.

A los 5 minutos el marcador estaba 5-0 a favor de los locales y el banco africano pidió tiempo muerto para intentar terminar con la sequía goleadora. Objetivo que cumplió a los ocho minutos, cuando Marouvan Chouiref encuentra espacio como para girar y convertir. En la siguiente ocasión el jugador de Esperance  Sportive de Tunis volvería a descontar, pero su equipo volvió a caer en una racha negativa sin goles.

La ofensiva de los campeones olímpicos se concentró en el centro de la defensa adversaria. Mikkel Hansen y Nikolaj Oris Nielsen encontraron huecos para disparar, pero quien más aprovechó la situación fue Rasmus Lauge, quien se mostró inspirado en esa primera parte, marcando siete goles en siete lanzamientos.

El conjunto de Nikolaj Jacobsen comenzó a sufrir exclusiones, siete en total, que pudieron haber complicado a Dinamarca. Algo que no sucedió por tener a Landin bajo los tres palos sumando ocho atajadas en la primera media hora, incluido un lanzamiento de Rafik Bacha de siete metros, cuando eran dos jugadores menos.

Los dirigidos por Antonio Gerona lograron irse al entretiempo con otra cara en la ofensiva, con Mosbah Sanai como líder (tres anotaciones), saliendo de los dos goles en los que estuvieron estancados por más de 17 minutos y consiguieron llegar al descanso 19-10.

El desarrollo del complemento no varió mucho. Si bien los campeones de África pudieron convertir con más facilidades, nunca le encontraron la vuelta para frenar los ataques de Dinamarca, que tuvo la conducción de Mikkel Hansen. El jugador del París Saint-Germain sumó siete goles en el partido; aunque el goleador del segundo tiempo fue Casper Mortensen, con cinco tantos.

Los tunecinos nunca pudieron meterse en partido, Jannick Green ingresó al 2×3 de Dinamarca avanzado el segundo tiempo, y tuvo cinco atajadas que desmoronaron al rival. El local rotó jugadores, entraron Anders Zachariassen y Johan Hansen, este último el autor del gol final, que plasmó el 36-22 definitivo.

Túnez sufrió su segunda derrota en el grupo, la anterior había sido frente al otro peso pesado del grupo, Noruega, y el lunes a las 11:00hs enfrentará a Chile, en un duelo directo por el pase a la siguiente ronda. Dinamarca, por su lado, buscará su tercer triunfo seguido ante Arabia Saudita, también el lunes, pero a las 16:15hs.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.