Suecia cerró la fase de grupos de la mejor manera

Los escandinavos derrotaron por 33 a 30 a Hungría en un entretenido partido en el Royal Arena de Copenhagen. Ahora, además de acabar como líderes en la zona C, suman cuatro puntos de cara a la Main Round, a la que clasificaron junto a sus rivales de hoy y Egipto.

El equipo de Istvan Csoknyai se plantó sabiendo que cualquier unidad que consiguiera en el encuentro iba a ser clave en la próxima instancia. En el arranque su defensa se mostró sólida, forzando al adversario a lanzar desde los nueve metros, principalmente a través de Kim du Rietz y Lukas Nilsson.

Llegando al cuarto de hora los húngaros comenzaron a despegarse en el marcador, alcanzando una ventaja de 9-5, sacando provecho de que los actuales subcampeones de Europa habían sufrido muchas pérdidas de pelota. Dominik Mathe fue un dolor de cabeza para los defensores, terminando la primera parte con cinco tantos (3/3 en 7m).

Los últimos 15 minutos del primer tiempo tuvieron dos figuras excluyentes. Una fue Jim Gottfridsson, quien además de sus dos anotaciones y sus conducciones en ataque, logró sacarle tres exclusiones al rival que terminaron pesando en el resultado del entretiempo. Y la otra fue Mikael Appelgren, el arquero sueco tuvo nueve atajadas que mantuvieron a su equipo siempre cerca en el tanteador.

Con 28 minutos en el reloj Suecia se encontraba arriba por 15 a 13, pero Hungría aprovechó dos recuperaciones en defensa e igualó el marcador en una ráfaga. Fue allí donde el central que milita en el SG Flensburg-Handewitt sacó a relucir su derecha, recibió muy libre y con solo tres segundos de juego envió un misil directo a la red para que su equipo se vaya al descanso 16-15.

El segundo tiempo fue en su mayoría gol a gol. El húngaro Mate Lekai y su contrario Lukas Nilsson se mostraron inspirados en ataque, terminando con cinco y seis tantos respectivamente. Llegando a los 44 minutos, Suecia sufrió la lesión de Gottfridsson: el central mostró signos de dolor y no pudo volver a ingresar en el partido. La cámara lo enfocó en algunas oportunidades viendo el encuentro descalzo y acostado en el suelo.

A pesar la significativa baja, los dirigidos por Kristjan Andresson parecían mostrar más resto físico para encarar los últimos minutos, pero un extraordinario Marton Szekelys se encargó de mantener con vida a su equipo con atajadas claves. Por ejemplo, a los 51 minutos le tapó un penal a Niclas Ekberg, que venía con 100% de efectividad, estando un gol por debajo.

Hungría pudo haber rescatado un empate, y hasta quizás un triunfo, pero perdió eficacia en el arco de enfrente, de hecho solo pudo convertir un único tanto en los 10 minutos finales, encontrándose también con un Andrea Palicka siempre en gran nivel. Los tetracampeones del mundo supieron cerrar el partido y llevarse la victoria por tres goles de diferencia, su quinto triunfo en igual cantidad de partidos.

Los dos europeos del grupo C también estarán juntos en la segunda zona de la Main Round, que tiene a los escandinavos con cuatro puntos arrastrados de la primera ronda y a los de Europa central con una unidad. Suecia debutará en la segunda ronda ante Túnez el sábado, mientras que Hungría lo hará mas tarde ese mismo día frente a Dinamarca.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.