Dinamarca pasó la prueba de fuego

El dueño de casa superó 30-26 a Noruega con Mikkel Hansen y Niklas Landin como figuras del partido. Así, confirmó su gran presente y firmó su candidatura al título.

Primer cruce importante para Dinamarca y Noruega. Si bien ambos seleccionados llegaron a la última fecha ya clasificados a la main round, la emoción estuvo latente porque se cruzaron dos candidatos al título. Además se definían las posiciones y los puntajes finales de cara a la próxima ronda.

Pero en medio del show que representó el partido, brillaron dos estrellas de talla mundial: Mikkel Hansen y Niklas Landin. Los daneses acapararon todas las luces con sus actuaciones y opacaron el nivel de todo Noruega.

Primero fue el arquero quien se volvió una muralla y demostró por qué es considerado uno de los mejores arqueros del mundo, sino el mejor. Cerró el arco (38% de efectividad en el primer tiempo) mientras sus compañeros hacían estragos en ataque con los pases al pívot.

Niklas Landin
Nivel top. Landin mostró nuevamente un nivel increíble. Foto: IHF.

A su vez, el jugador del París Saint Germain sacó a relucir todo su repertorio y jerarquía, tanto en los penales como en los bombazos de nueve metros. Los campeones olímpicos se adelantaron 17-14 antes del descanso.

Esto no fue lo único de Mikkel, quien acrecentó su figura en el complemento. Metió siete de los trece goles de su equipo durante esta etapa y se convirtió en el MVP del encuentro con catorce tantos sobre dieciocho lanzamientos (78% de eficacia).

Con el lateral intratable, el dueño de casa sacó una máxima ventaja de ocho goles y no le dio posibilidad a Sander Sagosen a liderar la remontada del actual subcampeón del mundo. Finalmente, el choque de escandinavos fue para Dinamarca. Con el 30-26 a favor, los locales cerraron invictos la fase de grupos y pasaron a la main round con cuatro puntos, mientras que Noruega lo hizo con dos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.