Dinamarca continúa a paso firme en el Mundial

Los co-organizadores, junto a Alemania, de la máxima cita internacional sumaron su tercera victoria consecutiva frente a Arabia Saudita por 34 a 22. Con este triunfo alcanzan los seis puntos y lideran el grupo C junto a Noruega, aunque con una mejor diferencia de gol.

El combinado local saltó a la cancha guardando a varias de sus figuras como Mikkel Hansen, Niklas Landin y Rasmus Lauge. Algo lógico ya que en las últimas jornadas de la primera ronda deberá enfrentar a los otros dos europeos del grupo, primero a Austria y luego se verá las caras frente a Noruega.

Los dirigidos por Boris Denič tuvieron un gran arranque de partido en la ofensiva, con la conducción de Mostaba Alsalem. El partido era gol a gol y para sorpresa del público danés el marcador era 5 a 5, al cabo de diez minutos.

Los anfitriones pudieron marcar una diferencia llegando al cuarto de hora, con un Jannick Green que tuvo buenas apariciones y el equipo despertó. También, encontró soluciones con Nicolaj Oris lanzando por el centro y con Magnus Landin desde el extremo.

Los asiáticos veían como su rival se escapaba 12-6 (luego de un parcial de 7-1), sufrió las exclusiones consecutivas de Hassan Aljanabi y Mahdi Alsalem. Mikkel Hansen entró en la primera mitad solo para lanzar desde los siete metros, consiguiendo tres tantos (3/3). Al momento del descanso, el resultado era de 17-11 para los campeones olímpicos.

Los primeros cinco minutos de Arabia Saudita fueron furiosos, tuvieron un parcial de 5-1 que los acercó 18-16, con Abdulaziz Khayri y Mahdi Alsalem como goleadores. Nikolaj Jacobsen no quiso que la situación se le fuera de las manos y rápidamente pidió minuto. Salieron a la cancha Hansen y Lauge por unos minutos, y Niklas Landin hasta el final del partido, buscando revertir la historia.

Los cambios dieron sus frutos. Landin continuó con el gran nivel que venía mostrando en la competencia, con seis atajadas en 12 lanzamientos (50%). Con el sostén de su arquero, Dinamarca se despegó en el marcador. Sacó un parcial de 10-1 y llevó a su adversario a estar nueve minutos sin convertir. Recién a los 47′,  Abdullah Alabbas convirtió desde los siete metros.

El final del partido fue como más le gusta a los daneses, es decir, con el otro equipo apresurado y muchos espacios para contragolpear. El duelo terminó con una renta de 12 goles para el local, con Magnus Landin como goleador (siete tantos) y MVP.

El conjunto europeo ahora se medirá a su par de Austria (Martes 16:45 hs) buscando llegar a la última fecha como líder de su zona. Por su parte Arabia Saudita aparece último en el grupo sin unidades, por delante tiene sus enfrentamientos ante Túnez y Chile intentando lograr su tercera victoria en copas del mundo.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.