Brasil y un nuevo golpe de escena

En un durísimo partido en que Croacia era el favorito, Brasil venció a los balcánicos 29-26 y sigue sorprendiendo en esta competencia.

A las 18 en Colonia, ciudad de Alemania, un golpe de escena volvió a darse. Aquí, Brasil venció 29-26 a Croacia, quien nunca pudo ponerse arriba de la Verdeamarelha. Además, este partido permite traer una polémica (que, desde que se introdujo, nunca dejó de estar presente en nuestro deporte): ¿sirve atacar con 7 jugadores? Si miramos el partido que se dio entre estos seleccionados la respuesta pareciera estar a la vista.

El encuentro comenzó con un planteo táctico claro por parte de los croatas: atacar con siete para neutralizar la profunda 5-1 a la que Brasil acostumbra. Sin embargo, durante los primeros diez minutos de partido, esta estrategia mostró grandes falencias, llevando a muchos goles fáciles del equipo de Washington Nunes. Esto obligó a Vori a utilizar rápidamente su primer tiempo muerto para intentar reorganizar a su selección, que caía 8-3.

Así, Croacia dejó de atacar con siete jugadores y consiguió un gol y una sanción a los brasileños. De esta manera, comandados por Domagoj Duvnjak en el centro y con un Brasil que, de a ratos, sigue siendo errático en ataque, Croacia volvió a meterse en partido. Pero, lo que fácil viene, fácil se va. Con el partido 8-5 a su favor, los Cariocas consiguieron un dos minutos beneficioso, y volvieron a alejarse en el partido. En gran parte esto se debió a que, ante una situación de inferioridad numérica (y como ya es costumbre), Croacia volvió a sacar a su arquero, lo que se reflejó en goles rápidos y fáciles de Brasil, que hacia los diecisiete minutos vencía 11-5.

Esto forzó a Croacia a salir con una defensa un poco más abierta que, en principio, no mostró grandes dificultades para los de Nunes. Sin embargo, a los veinte minutos del primer tiempo, Thiagus Petrus vio su segundo dos minutos, que lo dejó terriblemente condicionado de cara al resto del encuentro.

Los Balcánicos aprovecharon su superioridad y se acercaron a cuatro tantos. Además, apenas completaba Brasil, Felipe Borges se veía excluido y Croacia aprovechaba. Así, con seis minutos por jugarse del primer tiempo, Nunes pidió time out al ver que los croatas empezaban a liquidarle la renta (aun ganaban los brasileños 14-11). Finalmente, Brasil volvió a acomodarse y se fue 17-13 arriba al descanso.

Los últimos treinta

El complemento arrancaba con una bola para los europeos, que fue rápidamente perdida por los mismos. La novedad Carioca residió en el ingreso de Leonardo Ferrugem, tras un primer tiempo en donde César Bombom Almeida no brilló. Resultado de una exclusión balcánica, Brasil volvió a alejarse en el tanteador, volviendo a convertir sin arquero. Así, la Verdeamarelha se ponía 20-14, con cinco minutos jugados del complemento. Una de las claves brasileñas en este tiempo fue Ferrugem, quien si bien no tuvo una efectividad deslumbrante (32%), apareció en los momentos claves (atajando desde los siete metros y de contra).

El segundo tiempo, hasta los últimos diez minutos, encontró a un Brasil que se sostenía cuatro o cinco tantos por encima de Croacia. Pero, hacia los cincuenta minutos del partido, las cosas se les empezó a complicar a los brasileños que, si bien Ferrugem lo sostenía desde el arco, no lograban convertir. Tras una exclusión los croatas volvieron a recortar la diferencia del partido a dos tantos.

Sin embargo, el momento más crítico del partido llegaría faltando siete minutos por jugarse, cuando Croacia se puso a uno de los Cariocas. Además, este gran momento croata se vio favorecido por algunas sanciones arbitrales dudosas. Pero, uno de los héroes brasileños de este mundial José Toledo convirtió un nuevo gol y logró poner a su seleccionado arriba por dos nuevamente. Así, Vori volvió a pedir tiempo muerto, faltando poco menos de seis minutos por jugarse. Empero, hubo una nueva pérdida croata (que no fue convertida); y, para colmo, en su siguiente ataque, para el que volvieron a poner siete jugadores de cancha, atajó Ferrugem y convirtió Petrus sin arquero, poniendo a su seleccionado 28-25 arriba. Luego, hubo un rápido gol de Duvnjak, que intentó mantener a su selección en partido, pero falló el lanzamiento para ponerse a uno. Con pocos segundos por jugarse, y tras la atajada de Ferrugem al central croata, el partido ya estaba sentenciado y culminó con un nuevo gol de Langaro (MVP del encuentro), cerrando el duelo en 29-26, sin tiempo para que Croacia actúe.

Un enorme paso carioca

De esta manera, Brasil vuelve a bajar a un europeo y demuestra que quiere llegar a la siguiente fase por más difícil que lo tenga. Además, con esto, Croacia deberá bajar a Francia y Alemania para asegurarse pasar a semi finales (dependiendo de resultados ajenos, puede pasar aun no logrando a esto, pero es más improbable). Por su parte, Brasil quiere conseguir el mejor puesto histórico (que, aun perdiendo todo lo lograría) y soñar con el pase a semis. Sin embargo, esto último es altamente improbable por el sistema de main round, por el que Brasil ha clasificado con cero puntos. Esto es ejemplificable viendo a estos dos cuadros: Croacia, habiendo perdido, sigue por encima de Brasil con cuatro puntos, mientras que estos solo cosechan dos. Es decir, Brasil sería víctima del sistema de Main Round, que tiende a favorecer a los equipos europeos. Pese a esto, los de Nunes ya están haciendo historia e incomodando a muchas potencias.

Foto: IHF Facebook

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.