La situación actual de Femebal

La Federación Metropolitana de Balonmano realizó una reunión vía Zoom con periodistas y fotógrafos en la que Adrián Capalbo, presidente, y Juan Manuel Sívori, secretario general, aclararon que tienen protocolos presentados, pero no oficializados, en CABA y GBA y no descartaron la vuelta a las canchas en el 2020.

Luego de 200 días de cuarentena en la República Argentina, se realizó la primera reunión de Femebal con medios especializados y fotógrafos para tratar la actualidad en la que se encuentra el deporte en medio de la pandemia. Con el presidente y el secretario general como principales moderadores, la institución dio a conocer en qué situación se encuentra el handball metropolitano.

Lo que más le interesa a jugadores y espectadores que es la vuelta a las canchas. Adrián Capalbo declaró: “Nuestra postura es decir que, mientras haya posibilidad de cualquier tipo de competencia, no podemos dar de baja el año metropolitano”. De esta manera, no descarta que, ante la oficialización, con sellos, de los protocolos presentados, y aprobados, por Femebal ante la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires se pueda volver a la 40×20, ya sea con amistosos o torneos relámpagos, aunque reconoce la complejidad del calendario: “Todos íntimamente sabemos que el calendario está defaulteado. Va a ser difícil que haya competencia”.

Si bien se espera la autorización de los organismos gubernamentales para la vuelta oficial a la actividad, Juan Manuel Sívori hizo un paralelismo con la liga española que establece un interrogante: “Nosotros no tenemos, ni siquiera en Liga de Honor, la posibilidad de hacer lo que hace ASOBAL de testear constantemente, aunque sea con el test rápido. Acá es inviable”. La situación económica de la federación y de los clubes tampoco escapa a la realidad nacional, y el presidente hizo hincapié sobre este tema: “Le solicitamos a CABA una ayuda. El año pasado recibimos 500 mil pesos de la Ciudad para organizar torneos. Este año nos darán solamente 60 mil pesos y lo usaremos para cancelar deudas. Buscaremos sponsors o algún subsidio”.

 

Protocolos

Adrián Capalbo confirmó que los protocolos, tanto en CABA como en GBA, se encuentran aprobados, aunque sin los sellos oficiales para que la actividad vuelva a su ruedo de manera oficial. Además declaró que conoce que muchos clubes ya se están entrenando bajo protocolos que ellos mismo confeccionaron para la actividad física.

Sobre este último punto aclaró que Femebal no tiene incidencia sobre dichos protocolos: “Lo que queremos es que comiencen a entrenar de alguna forma. Si habilitan a entrenar a 10 personas, bárbaro, háganlo. Va a ayudar a sacar un poco la ansiedad. La postura de la federación es seguir los lineamientos oficiales”. Sobre esta situación agregó que la autorización a entrenar depende de cada club con su respectivo Municipio competente pero que el deporte no cuenta con la aprobación gubernamental y dio como ejemplo la situación que se vive en Campana con respecto a los demás municipios: “En Campana los estarían dejando entrenar con pelota. El panorama es muy confuso en el sentido que estamos todos como ustedes, esperando la autorización oficial. Después veremos si nos permiten hacer partidos”.

La situación que viven los clubes es confusa ante el momento que se vive en el país, pero Femebal no baja los brazos por ver acción en el año. “Nuestra intención siempre fue jugar si nos habilitan. Hasta que no se apruebe la vuelta del deporte, no podemos oficializar un protocolo. Le hemos bajado a los clubes el protocolo que hizo la CAH anteriormente”, declaró el presidente.

 

Inferiores, pases y jugadores libres

Ante la consulta de que pasaría con el año 2020 respecto a los pases, jugadores libres e inferiores, Adrián Capalbo dio más precisiones: “No hay jugadores libres, no van a quedar libres este año. Los que pagaron el pase ya está. En cuanto a las inferiores hay un proyecto de Guillermo Milano para no hacerles perder a los chicos su año de inferiores. El planteo que hace es solamente para hombres para igualar las categorías internacionales”.

Sobre este tema, sumó Sívori: “La propuesta de la CAH era sólo para los torneos nacionales y argentinos (para que se disputen con las mismas sedes y edades el año que viene). Lo hemos hablado en Comité. Es algo engorroso. Por ejemplo: infantiles quedaría con tres años lo cual es inviable por infraestructura y horarios”.

 

Una situación que preocupa

La inactividad que sufre el handball metropolitano desde la suspensión de la primera fecha, aquel ya lejano 20 de marzo, se puede notar en la cantidad de deportistas que retomen la actividad cuando sea posible. Capalbo hizo hincapié en esta situación que no sólo sería una pérdida en la cantidad de jugadores afiliados sino en el desarrollo del deporte: “Nosotros calculamos, y ojalá sea el error más grande, que vamos a tener solamente un 60-65% de los jugadores que teníamos este año. Va a ser muy duro el retorno a la actividad. La inserción del futsal femenino determinó que perdamos muchas jugadoras ahí”.

La comparación que hace el presidente de la Federación con el futsal no es errada debido a que dicho deporte está volviendo a la actividad, al menos los jugadores mayores de edad, bajo un protocolo elaborado por la Asociación de Fútbol Argentino y con la ayuda de esta para los testeos para todos los equipos.

 

Beach Handball

Debido a las nuevas aperturas que fueron dando los organismos gubernamentales, lo primero que se preveía para la vuelta es el beach handball: la posibilidad de disputa al aire libre y el menor contacto favorece a esta modalidad. Sobre esta situación, Capalbo confirmó que tuvo la propuesta del Gobierno de la Ciudad y de la CAH para poder realizar entrenamientos en el Parque Roca y/o Sarmiento con la ilusión de organizar el torneo Arena 1000 en febrero del 2021 que da la clasificación a la Copa Argentina que se realizará en Puerto Madryn.

Sin embargo, al dar más detalles sobre el tema, también se pudieron vislumbrar las dificultades para oficializar dicha información: “Este fin de semana íbamos a ir a ver las instalaciones y nos bloquearon la autorización. Pero tal vez nos llaman en cualquier momento y lo habilitan. Así estamos, yendo y viniendo. Mientras tengamos posibilidades oficiales de hacer algo, vamos a seguir insistiendo”.

 

Otras declaraciones importantes

Capalbo: “Se van a respetar las clasificaciones: los que estaban clasificados a un Nacional 2020 van a mantener su plaza para 2021”.

Sívori: “Corremos con la desventaja de que, como federación, estamos en medio de dos lugares, CABA y GBA. Observamos a instituciones que avanzan en los entrenamientos y uno podría decir que eso no está permitido. Así que estamos en el medio de una situación bastante compleja, con muy pocas herramientas que nos da el ente gubernamental”.

Capalbo: “El cómo volver va a depender de las fechas. Nos vamos dando cuenta, siguiendo las mismas ligas europeas, que todo es prueba y error”.

 

La situación está complicada para el handball metropolitano. Sin una vuelta concreta a las canchas, los jugadores se siguen entrenando de manera virtual o algunos en espacios abiertos pero desconociendo su futuro. La incertidumbre invade al amante del deporte que, hoy, satisface la necesidad de ver la 40×20 en los partidos de las ligas europeas. Más de 200 días sin actividad oficial. La pelota sigue esperando el pega. Los jugadores, gritar un gol, una atajada. Y nosotros, desde este humilde espacio, las notas y coberturas desde el lugar de los hechos.

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.