Regatas y Maipú, finalistas en Mendoza

Con dos PARTIDAZOS, apasionantes e infartantes, se completaron las semifinales de laLiga de Honor Masculina en un Polideportivo de Tupungato repleto de público. Los finalistas debieron esforzarse al máximo para ganar sus partidos: Regatas venció por la mínima a Godoy Cruz y la Municipalidad de Maipú se impuso recién el alargue.

 

REGATAS – GODOY CRUZ

Arrancó todo siendo del conjunto del Lago, porque tuvo en su arquero, Pedro Marchisio, todo el protagonismo: tapando todo lo que le tiraban, mantuvo a Godoy Cruz sin convertir durante los primeros 15 minutos. Sí, Regatas tuvo un parcial de 7-0.

Luego, el encuentro se tornó mucho más parejo, de ida y vuelta. Nadie regalaba nada y Godoy Cruz pudo regresar al partido tras los primeros minutos fatídicos. Sin embargo, Regatas fue el más efectivo en los últimos dos minutos, quedándose con el partido (22-21) y el pase a la final.

 

Foto: Javier Sallustro

 

TUPUNGATO – MAIPÚ

Sin dudas, EL partido del torneo, tan emocionante como cambiante. Desde el comienzo el trámite fue muy parejo y la Muni se llevó el primer tiempo por solo tres goles en un parcial con un goleo muy alto (19-16).

La segunda mitad fue gol a gol: no se sacaban ventaja. El entrenador Rubén Maya metió un cambio que sorprendió a todos: el jugador de campo Rodrigo Maya (N°2) atajó casi todo el segundo tiempo, mientras en el banco esperaban sentados los dos arqueros de Tupungato. La jugada salió bien porque Maipú no era efectivo y el Celeste se lo peleaba palo a palo, al punto que se pudo llevar el encuentro: faltando 38 segundos lo ganaba por la mínima, pero se equivocó en el ataque y permitió el empate de Maipú.

Ya en el alargue, el local se quedó sin piernas y el Rojo Maipucino sacó provecho, llevándose el partido por 38-34 y sellando así su pase a una nueva final.

 

Foto: Javier Sallustro

 

Una verdadera fiesta del handball se vivió y disfrutó en un Polideportivo de  Tupungato colmado de gente, sin ningún inconveniente, y con cuatro equipos brindando un gran espectáculo, como el balonmano mendocino se merece.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.