Se hizo fuerte en casa

Sedalo pegó en los momentos justos y se terminó quedando con los tres puntos tras vencer a Lanús por 24-20. Así, las del oeste consiguieron su segunda victoria en el Apertura y la primera en casa desde su retorno a Liga de Honor. 

El Polideportivo de Maza y Oliden abrió sus puertas para un sábado a puro handball. Con transmisión exclusiva de DeporTV y en la previa del clásico del sur, Sedalo, en su rama femenina, dio una muestra de carácter y nos regaló un lindo encuentro ante Lanús.

El partido comenzó mucho mejor para las dueñas de casa que eran efectivas a la hora de atacar. Las Granates, por su parte, estuvieron un tanto erráticas y en varias oportunidades chocaron con una de las figuras del partido: Joana Quiroga, arquera de Sedalo. Así, a los 10′ el marcador indicaba ventaja de tres para las locales: 4-1.

La firme defensa que presentó el conjunto dirigido por Natacha Melillo, impidió a Lanús poder desarrollar su juego. Cuando la distancia de tantos se elevó a cuatro, Marcelo Gramcko decidió pedir TO para calmar a sus jugadoras.  El descanso les sirvió para aprovechar una pequeña debilidad en el uno defensivo de Sedalo que fue aprovechada por Jezabel Magnaghi. A los 20′ la diferencia se había acortado a uno: 8-7 mandaban las locales.

Esta situación no la dejó conforme a Melillo que también pidió TO. El descanso fue más que efectivo para sus dirigidas que al volver metieron un parcial de 4-0 sumado a la roja directa para Rocío Bamonte por un golpe en la cara a Micaela Roldán. Recién a los 26′, Sofía Scalercio fue quién puso fin a la sequía de goles de las GranatesFinal de una primera parte interesante: 13-10 a favor de Sedalo. 

El complemento fue mucho más parejo. Ambos equipos nos brindaban gol y gol, aunque las locales seguían manteniendo esas distancia que habían sacado en los primeros 30 minutos. De la mano de Caterina Benedetti y Macarena Alonso, Sedalo logró sacar la máxima ventaja de partido que fue de cinco: 17-12.

A los 10′, cuando el marcador indicaba 18-14, hubo quiebre a favor de Lanús: Gramcko apostó por Nadia Bordón en el arco que ingresó y le contuvo un penal a Eugenia Rabino. A partir de esto, las Granates se agrandaron y metieron un parcial de 3-0 para acortar la diferencia a uno: 18-17.

Las atajadas de Bordón ayudaron en el momento justo pero algunas fallas de Lanús en el ataque y la efectividad de Zoe Turnes en Sedalo le impidieron a las de Gramcko poder pasar al frente. Roldán, de gran partido, metió dos goles consecutivos sobre el final y una bomba de Turnes en el cierre decretaron la victoria de las locales.

Fue 24-20 para las de Lanús Oeste que sumaron su segunda victoria en el Apertura y la primera en casa desde su vuelta a Liga de Honor. La próxima semana viajarán hasta Villa Maipú para enfrentar a Nuestra Señora de Luján. Lanús, por su parte, sumó su cuarta derrota en el torneo (no de forma consecutiva) y tratará de mantener su regularidad en casa, donde sólo perdió en encuentro, cuando reciba a Mariano Acosta.

Foto: Gerhard Kahn Bähr

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.