Argentina vendió cara la derrota y quedó eliminada de Tokio 2020

Argentina pagó caro un flojo primer tiempo, cayó ante Brasil por 23-25 y quedó sin chances de clasificar a los cuartos de final de Tokio 2020.

Un clásico distinto. Por primera vez, se jugó en los Juegos Olímpicos. Argentina y Brasil se enfrentaron en el máximo evento deportivo del mundo y dieron un partido con todos los condimentos.

João Pedro da Silva fue el goleador del partido con 7 tantos. Foto: IHF.

El comienzo fue parejo, como todo Argentina – Brasil, con defensas 6-0, pocos espacios en 6 metros y pocos goles. Pero, de a poco, los dirigidos por Marcus Oliveira empezaron a dominar de la mano de su arquero, Leonardo Terçariol, y su central, João Pedro da Silva.

Los brasileños se pusieron en ventaja y jamás soltaron ese dominio del marcador. El arquero del Benidorm de la Liga ASOBAL se volvió un muro ante cada lanzamiento argentino, sea desde los extremos, los 6 metros o de contra. Mientras que el central del Ángel Ximénez Puente Genil español marcó 6 goles en todo el primer tiempo.

Y con esa supremacía en el tanteador, Brasil comenzó a jugar con el reloj y a hacer cada vez ataques más largos. Las pérdidas en Argentina se hicieron cada vez más presentes y el primer tiempo se fue por el doble de goles (7-14) en favor de los de amarillo.

El segundo tiempo empezó con la misma tónica: Brasil dominando el resultado, y jugando lento; y Argentina sometido, metiendo 3 goles en los primeros 8 minutos del complemento. En ese momento, Manolo Cadenas pidió su último Tiempo Muerto y el partido cambió por completo.

Porque Argentina mejoró. En defensa comenzó a disuadir a la primera línea brasileña, sacando de juego a los laterales, y recuperando pelotas. Y el ataque se oxigenó con el ingreso de Sebastián Simonet en el central. Así, de a poco, la brecha se cortó y Brasil empezó a tener malos manejos de pelota.

Ramiro Martínez, con 6 goles, fue el máximo anotador argentino en el partido. Foto: IHF.

Con las atajadas de Leonel Maciel, más la efectividad de Ignacio Pizarro, Nicolás Bonanno y Ramiro Martínez, Los Gladiadores se metieron en partido otra vez con un parcial favorable de 7 goles a 1. Los Guerreiros perdieron los caminos en ataque y sumaron pérdidas en el segundo tercio del segundo tiempo. En los últimos 10 minutos de partido, el marcador era favorable a Brasil por 18-22.

El cierre del encuentro tuvo paridad de errores. Cuando Brasil perdía la pelota, Argentina no lo aprovechaba y se equivocaba en ataque. Yendo al frente, vendiendo cara la derrota, Argentina llegó al último minuto 2 goles abajo (22-24); pero un gol de Vinicius Teixeira, tras un pase de Gustavo Rodrígues desde el extremo derecho, sentenció la eliminación gladiadora de los Juegos Olímpicos. Sólo quedó espacio para un gol de Pablo Simonet que decretó el 23-25 final.

Argentina cerrará, el domingo a las 02:15am, su tercera participación olímpica consecutiva ante España. Brasil, por su parte, tiene en sus manos la posibilidad de meterse otra vez en cuartos de final: se enfrentará a Alemania en un mano a mano por el cuarto lugar del Grupo A.

Lucas Thiele

Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.