Gladiadores, con la mente en el Mundial

El equipo nacional se reunió durante una semana en la ciudad francesa de Montpellier, donde afrontó dos amistosos.  En el primero, Los Gladiadores vencieron a Istres por 34 a 24. Un día después, cayeron 22 a 27 frente al local, Montpellier HB, ultimo campeón de Europa, jugando ambos en un muy buen nivel.

El entrenador Manolo Cadenas llegó procedente de Bielorrusia (país donde dirige al club local HC Meshkov Brest) y se encontró con el resto del cuerpo técnico, que incluye al asistente Guillermo Milano, el preparador físico Guillermo Cazón y el doctor Carlos Marino.

El plantel elegido por el técnico español estaba compuesto de la siguiente manera:
Arqueros: Matías Schulz (Pfadi Winterthur – Suiza), Leonel Maciel (Liberbank Ciudad Encantada – España)
Centrales: Diego Simonet (Montpellier HB – Francia), Sebastián Simonet (ABANCA Ademár de León – España), Manuel Crivelli (Cavigal Nice – Francia)
Laterales: Nicolás Bonanno (Bada Huesca – España), Federico Pizarro (UNLu – Argentina), Federico Vieyra (ABANCA Ademár de León – España), Guillermo Fischer (Condes de Albarei Teucro – España), James Lewis Parker (Vestas BM Alarcos – España), Fabrizio Casanova (Club Balonmano Santoña – España)
Extremos: Federico Fernández (UNLu – Argentina), Ignacio Pizarro (UNLu – Argentina), Santiago Baronetto (Liberbank Ciudad Encantada – España), Pablo Vainstein (Liberbank Ciudad Encantada – España)
Pivotes: Gonzalo Carou (ABANCA Ademár de León – España), Lucas Moscariello (Liberbank Ciudad Encantada – España), Gastón Mouriño (Recoletas Valladolid – España)

Cabe destacar que este plantel no difiere mucho de las últimas citaciones de Cadenas y se perfila para ser la base en la próxima competencia importante: el Mundial 2019. Casanova, quien recientemente dejó River para emigrar al handball español, fue la novedad de la gira. El lateral se incorporó tras la baja por lesión de Pablo Simonet. Más tarde fue el segundo de los hermanos, Diego Simonet, quien debió abandonar los entrenamientos. Según informó la Confederación Argentina de Handball, el Chino “se realizó una resonancia magnética y se comprobó que tiene una mínima fractura por stress del escafoides del pie derecho, lesión producida previo a la concentración con Argentina. La recuperación le demandará de 6 a 8 semanas”.

Foto: Confederación Argentina de Handball

Con respecto a las actuaciones, y a la experiencia acumulada en esta gira, Federico Vieyra nos contó: “En el partido frente a Istres se jugó bien en todas las fases del juego, el ataque fue muy fluido. Se probaron nuevas jugadas que fueron saliendo muy bien y creo que en líneas generales el partido fue muy completo. Montpellier fue un rival más exigente. Seguimos rotando mucho, todos tuvieron buena cantidad de minutos. Jugamos 50 minutos muy buenos, creo la defensa fue el mejor aspecto. En ataque estuvimos un poco más atascados, pero fue útil porque se probaron cosas, jugaron muchos chicos también. Lo más importante es que estuvimos juntos, entrenando mucho y Manolo puede seguir viendo cómo va evolucionando el equipo y ajustando cosas. Con el grupo siempre está bueno volver a juntarse. Varios llevamos muchos años en la Selección y ahora hay chicos nuevos con los que tenemos una dinámica muy buena. Se notan las ganas de cara al futuro y, en especial, al Mundial, todos aportando lo suyo. Va a ser fundamental lo que hagamos cada uno en nuestros clubes, llegar bien en lo físico y, en diciembre y enero, entrenar a full, aprovechar esos 15 a 20 días que hay previos al mundial, los amistosos y llegar con todas las variantes afiladas”.

Por su parte, el capitán Gonzalo Carou nos dijo: “Contra el Istres fue un partido muy completo en el que, mas allá de haber sacado 10 goles de diferencia, tuvimos un juego muy bueno en todas las líneas. En cuanto al encuentro con Montpellier, si bien a ellos le faltaron algunas de sus figuras, también nosotros sufrimos las bajas de jugadores importantes: Sebastián, Pablo y Diego (los hermanos Simonet), Fabrizio (Casanova) y James Parker, que jugaron solo el primer partido, más algunos jugadores un poco tocados. Matías Schulz no estuvo en ninguno de los encuentros por lesión. Pero en líneas generales se jugó en buen nivel, muy sólidos en defensa, donde nos hicieron pocos goles. Sobre el final nos metieron un parcial de 3-0 por una exclusion errónea pero lo que importa no es el resultado sino trabajar afianzando las ideas de Manolo y la rotación, con cambios de sistemas, probando cosas nuevas. Es muy importante volver a estar juntos y sentirnos parte de Los Gladiadores. Ha sido una gira muy positiva, falta bastante para el Mundial y los días de preparación habrá que aprovecharlos al máximo, con un grupo que está mentalizado para hacer un gran torneo, soñando con hacer el mejor resultado histórico. ¡Ojalá se nos dé!”.

Foto: Confederación Argentina de Handball