¿Hasta cuándo?

Una nueva, y dura, lesión en la Liga de Honor provocó otra vez el interrogante: ¿cuándo va a haber un médico en todas las canchas?

 

En el día de ayer, por uno de los partidos adelantados de la Liga Honor Caballeros entre Dorrego y AACF Quilmes, el jugador dorreguense Iván Serrano sufrió una dura lesión en su tobillo. Según las personas presentes en el lugar, se trataría de una fractura. Lo relevante, y alarmante, es que Serrano estuvo en el suelo del Gorky Grana por más de media hora esperando la intervención de un médico.

Durante esos 35 minutos de espera, en los cuales Serrano sufría el dolor, en los cuales compañeros y simpatizantes se agarraban la cabeza al verlo y en los cuales se llegó a escuchar que “tiene la pierna doblada”, ningún médico se hizo presente. Sólo un kiniesologo, que fue jugador de Dorrego, pudo entablillar la zona afectada con lo que encontró en el predio: madera y cartones.

Ivana Lanuto, comentarista del programa Dorrego Handball, nos contaba que, al llegar la ambulancia, los paramédicos no tenían los elementos necesarios para inmovilizar la zona. Así, Iván Serrano se fue con el vendaje casero.

 

Un problema de larga data

Si bien en los últimos grandes torneos (Súper 7, Súper 4 o Panamericanos de Clubes) siempre se contó con un médico (y hasta por momentos con dos), se puede notar que la falta de profesionales de la salud en cada cancha sigue siendo un problema difícil de solucionar. ¿Quién debería hacerse cargo del mismo?

Hace dos años quién sufría una lesión en pleno partido era Florencia Dieguez, jugadora de Cideco. Tras un ataque quedó tirada en el piso con una fractura en su brazo. El parquet del entonces recientemente reinagurado Microestadio de Vilo la albergaría durante 45 minutos hasta que un médico del SAME se hiciera presente en el lugar. Al otro día el torneo, (Súper 7 en este caso) ya contaría con un médico fijo.

Mas recientemente, en el Nacional de Clubes Juveniles A Femenino, lo sufrió la arquera de Estudiantes de La Plata: Lula Oteiza chocó con una jugadora rival y quedó tendida en el suelo sin poder recibir atención médica y teniendo que ser trasladada por padres a un hospital cercano para que la pudieran revisar.

 

 

Sin dudas, el tema médico debe estar en la agenda principal del handball argentino. Tal es así que no se hizo esperar, tras la desgracia de Serrano, el pedido de ambulancia en todas las canchas por parte de Federico Fernández. Desde el twitter oficial de Ferro Handball también surgió el pedido de que se junten los jugadores cuidarse, exigiendo mejores condiciones.

 

 

Los jugadores son los que nos regalan la acción fin de semana tras fin de semana, son los que brindan el espectáculo y los que hacen atractivo al deporte, más allá de lo que suceda fuera de la 40×20. ¿Qué esperamos para cuidarlos? Se reabre un debate, se desprenden preguntas y muchas ideas para buscar la solución, pero la realidad es que el handball argentino está a años luz de dejar de ser amateur y contar con cosas básicas y necesarias.

 

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016

One thought on “¿Hasta cuándo?

  • 12/10/2017 at 7:20 pm
    Permalink

    Muy buen artículo Lucas. Desnuda falencias que escapan a las posibilidades de resolución de los jugadores y quienes son las principales victimas en estos casos.
    Recategoricemos la relevancia de los jugadores,principales actores en un escenario (en muchos casos) desprotegido. Partamos de la base que a termino de cada fin de semana el 100% de los jugadores salimos a trabajar/estudiar el lunes a la mañana,relegando nuestro deporte a un simple Hobbie pasional.
    Las ligas profesionales supieron solventar los problemas de base como infraestructura,atención médica y organización para luego catapultar el nivel de juego a un escalón superior.

    Espero que lo de ayer en el Gorki Grana no sea un incidente aislado

    Reply

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.