Empieza el sueño en Hurlingham

Mañana vuelve la competencia al handball metropolitano. Uno de los nuevos protagonistas de la Liga de Honor Caballeros es Municipalidad de Hurlingham, equipo que debuta en la máxima categoría.

Aires de ansiedad e ilusión circulan en el Estadio del Municipio de Hurlingham, y no es para menos. Este año, el equipo debuta en la máxima categoría de la élite del handball metropolitano.

Para coronar la pretemporada y realizar la puesta a punto de cara a lo que se viene, el sábado pasado, por la tarde casi noche, se jugó un amistoso entre Hurlingham y Ferro, donde salieron vencedores los locales por 23-22, en un partido en el que se notó mucha rotación.

Al finalizar el encuentro dialogamos con Nicolás Mast, extremo izquierdo y uno de los pilares del equipo, quién nos comentó que desde octubre, cuando se concretó el ascenso a la Liga de Honor, no han dejado de entrenar.  Nico dice que tienen muy claro el objetivo principal de este año: Hacer un buen papel y quedarnos en la categoría” y se los nota convencidos de poder hacerle partido a cualquier equipo. ¿El sueño del plantel? “Entrar al Súper 7 a fin de año”. Sin embargo, algo más profundo, Mast confiesa: “Con todo lo que venimos trabajando ya es un sueño jugar todos los sábados”.

Empieza el sueño en Hurlingham
Mañana, a las 19.45, debuta vs Ballester

Los chicos de Estadio tienen un arranque complicado, donde, a las 19.45hs. del sábado, recibirán a sus pares de Ballester. Posteriormente tendrán que viajar a Almirante Brown para disputar, en la segunda fecha, el encuentro frente a SAG Lomas; mientras que en la tercera fecha recibirán a UNLu, en el oeste. Respecto a esto último, Nicolás Mast admite que “Son equipos durísimos y van a ser partidos durísimos pero vamos a hacer lo mejor posible y tratar de sacar los partidos adelante. Los venimos estudiando, y nos venimos preparando para esto hace un montón de tiempo

Desde el final de la temporada 2018 hasta el día de hoy, el único parate que tuvieron los dirigidos por Martín Viscovich fue en la última semana de diciembre, entre fiestas. Esta exigencia por parte del cuerpo técnico para exprimir y potenciar a cada jugador, va más allá de los entrenamientos y se busca extender a los hábitos de cada integrante del plantel.  “Martín nos está presionando mucho para cambiar hábitos, como por ejemplo la alimentación o la musculación, cosa que tal vez veníamos haciendo pero poco. Es algo que en este tiempo, diciembre, enero y febrero le venimos metiendo y haciendo foco: alimentación, descanso, entrenamiento de musculación y muchísimo físico”, reconoce el extremo del dorsal 14.

Para finalizar, Mast recuerda lo duro que fue haber llegado a la máxima categoría con Estadio, donde vienen de pelear partidos duros frente a equipos que son de nivel muy parejo y resalta también la paridad entre los conjuntos de segunda y primera división, y obviamente en Liga de Honor. Por último nos vuelve a recordar lo contentos que están por haber llegado a Liga de Honor y las ganas que tienen de que empiece el torneo.

¡Éxitos, Hurlingham, el sueño ya está en marcha!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.