La Estrella del final

El sábado, en la pelea por el ascenso a la máxima categoría del handball femenino, se enfrentaron Estrella de Boedo y Muñiz en un reñido partido. Fue victoria de las visitantes en el tiro libre del final, por la fecha número 12 del Torneo Apertura de Primera Damas.

El partido, desde la previa, que contaba con todos los condimentos necesarios para ser uno de los más peleados de la fecha.

​Muñiz, que se encontraba segundo en la tabla de posiciones y ahora cayó un puesto, venía de una victoria como local por la mínima ante Municipalidad de San Miguel.

Por su parte, Estrella de Boedo había empatado en su visita a Vicente López (14-14), y buscaba sumar victorias para meterse en el pelotón que pelea el ascenso.

El primer tiempo tuvo, en sus comienzos, una notoria diferencia a favor de las dirigidas por Nahuel Tassi que, con una molesta marca 3-2-1, impedía al rival desplegar su juego. A su vez, lograba muchos robos de pelota, que permitieron convertir de contragolpe en diversas ocasiones. La primera mitad terminó 15-10 a favor de las de Boedo, con un Muñiz que no lograba encontrar  el rumbo del partido.

Otra historia completamente distinta fue la que se contó en el segundo tiempo. Muñiz salió a la cancha dispuesto a dar vuelta la historia, forzó al rival a cometer errores y así cambiarlos por gol de la mano de su jugadora número 15, Agustina Rocha, que convirtió en seis ocasiones. De esta manera, se transformó en un partido realmente peleado, palo a palo, el cual no permitía relajarse a ninguna de las dos defensas.

Llegado el minuto final del partido, con una hinchada local que no paraba de alentar, y un tanteador que marcaba 22-21 a favor de las de Boedo, el equipo de San Miguel buscaba hacer historia a contrarreloj, metiendo un gol a falta de 20 segundos, y al instante saliendo a presionar al rival. Estrella, con una jugadora menos por exclusión,  se encargó de subir la pelota rápidamente, buscando llegar a seis metros para definir, pero el tiempo no alcanzó. El árbitro cobró falta y, al instante, sonó la  chicharra que indicaba el final del partido: 22-22. Sólo quedaba ejecutar el tiro libre final, que le daba a las de Boedo la posibilidad de quedarse con el partido.

La encargada de ejecutarlo fue Camila Furio, diestra, que tenía una responsabilidad: buscar el gol desde el armado derecho, con un estadio expectante y a puro ruido. Lanza, la arquera roza la pelota y la ve meterse dentro de la red, dándole la victoria a las dirigidas por Tassi: 23-22 ante un aguerrido Muñiz, que batalló hasta el final.

Pau Heredia

Periodismo Deportivo - Jugadora de Handball en Club Atlético San Telmo #12 - Cronista en "Contragolpe" por Am610. Amante del Deporte : El que abandona , no tiene premio~