#Entrevista2: Flor Ponce de León

Florencia Ponce de León habló sobre el nuevo ciclo que encara la Garra y su mudanza a España. ¿Cuáles son las próximas metas?

 

– ¿Cuáles fueron tus sensaciones al estar una semana con La Garra entrenando en Europa?

– Todas fueron sensaciones súper positivas. Primero, por el hecho de encontrarnos todas juntas, siempre es positivo, especialmente viviendo en otro país. También, por otro lado, era una buena oportunidad para que Dady Gallardo nos conociera a todas, ya que a la mayoría no había podido verlas anteriormente.

– ¿Cómo vivís este nuevo ciclo con Gallardo al frente de la Selección?

– Se vive con mucho entusiasmo ya que se ve que es un cuerpo técnico con muchas ganas de trabajar, con muchas ideas y entusiasmo y eso contagia. En las semanas que pude entrenar con él vi que era todo muy intenso y con un ritmo de trabajo muy bueno.

– ¿En qué se hizo hincapié durante los entrenamientos?

– Primero se hizo hincapié en mejorar la parte técnica de cada una, y después también se puso mucho énfasis en trabajar la parte física. Fue específicamente a eso en este tiempo.

– Jugar ante España – si bien fue un amistoso – debe dejar conclusiones. ¿Cómo viste al equipo?

– Creo que hicimos un excelente primer tiempo, tanto en defensa como en ataque. Con muy pocos días de trabajo pudimos incorporar ideas, sobre todo en ofensiva, y tener un juego colectivo y fluido muy bueno. A partir del segundo tiempo es cuando se empezó a notar la falta de trabajo y de ajustar bastantes cosas que todavía nos quedan. Pero creo que son todas sensaciones más que positivas cuando las ponés en la balanza.

– ¿Cuáles han sido las primeras cosas que pasaron por tu cabeza al incorporarte al Liberbank Guijón?

– Al decidir venir a Gijón, prioricé mi crecimiento como jugadora y como persona. Creo que una experiencia así te abre muchas puertas y poder vivir de lo que uno ama es algo incomparable y si se tiene la oportunidad hay que aprovecharla. Es algo que siempre, por una cosa o por otra, terminaba postergando y llegó el momento en que pensé “si no es ahora, no es nunca”. ¡Y acá estoy!

– ¿Se puede adaptar rápido la jugadora argentina al cambio que significa jugar en la Liga Española?

– Yo considero que sí. Al principio cuesta porque venimos de un ritmo de juego mucho más lento. Y lo primero que dicen acá cuando llegás es que la pelota tiene que volar. Pero entrenando y con el correr de los partidos es algo que se adquiere fácilmente y a lo que podés amoldarte tranquilamente.

– Con experiencia en torneos internacionales (el Mundial, por ejemplo), ¿cómo te ves en lo deportivo para lo que viene?

– Jugar mundiales me dio siempre ganas de más, ya que te enfrentás con las mejores, chocás siempre con los más fuertes y eso genera hambre de poder hacerle cada vez más oposición. Volver y entrenar el doble o el triple… Creo que muchas ya tenemos un poco más de experiencia, sumado a la energía de las más chicas, pueden salir cosas muy buenas.

– Un sueño o un objetivo de ahora en más…

– Mi objetivo es lograr la mejor versión de mí como jugadora (adentro y afuera de la cancha). Y lograr grandes cosas con La Garra, como clasificar a los próximos Juegos Olímpicos.