De Canning a Benidorm, ida y vuelta: la historia de Julieta Bruzzone

Julieta Bruzzone pasó una temporada militando en el balonmano español. Tras esa experiencia, regresó al club del que salió para ayudar a su equipo a mantenerse en Cuarta división. Esta es la historia de la central de Grilli.

Julieta Bruzzone es una jugadora que partió del ascenso para cumplir su sueño de jugar en Europa. Así, logró jugar una temporada en Benidorm y pelear el ascenso a la máxima categoría del Handball español. Tras pasar una temporada en el exterior, la central argentina decidió volver a jugar en su club de origen: Grilli. El equipo de Canning no había tenido un buen pasar en el primer torneo de la Cuarta División de Femebal y se hallaba en zona de descenso al comenzar el Clausura. Desde su regreso, Grilli se encuentra primero e invicto en el torneo; y, si bien aún no le alcanza para conseguir la permanencia, está en un buen camino en torno a ese resultado.

Julieta Bruzzone es un ejemplo más de que los clubes son más que un lugar para realizar una actividad deportiva (handball en este caso), sino que representan muchísimo más. En palabras de la propia jugadora: “Mi decisión de volver y elegir Grilli para jugar básicamente es porque es mi casa, es el club donde jugué toda la vida, con el cual crecí como jugadora y como persona, el que me permitió llegar a donde llegué.” Sentido de pertenencia en su estado más puro, su club (como les pasa a muchos jugadores) es más que un club, y lo elegiría más allá de en qué categoría se encuentre.

Asimismo, Julieta Bruzzone nos comentó acerca de su experiencia en el handball europeo, el impacto que tuvo en ella como jugadora. Ella lo describió como: “(…) una experiencia que todo deportista en algún momento debería poder vivir“. Probablemente, es el sueño de muchos que ella pudo cumplir. Por supuesto, en su experiencia personal habló muy bien del Benidorm y el trato que recibió allí.

Sin más preámbulos, les dejamos aquí la conversación que tuvimos con la central de Grilli acerca de su paso por Europa y la actualidad de su club:

1) ¿Qué podrías comentarnos sobre tu experiencia en el handball europeo? ¿Cómo fue la pelea por el ascenso que tuvieron con Benidorm?

JB: La experiencia en el handball europeo fue increíble, es un juego muy distinto al de acá. En sí, todo cambia, situaciones de vestuario, entrenamientos, hasta dentro de la cancha. Es una experiencia que todo deportista en algún momento debería poder vivir.

La verdad es que hicimos una temporada increíble con las chicas y el cuerpo técnico en Benidorm, entrenamos demasiado y logramos el primer objetivo que era clasificar en el primer o segundo puesto para llegar a la fase de ascenso. Lamentablemente nos tocó el cruce con el equipo más fuerte que, de hecho, fue quien subió a DHF, y no pudimos llegar a dicha fase. Aprovecho para agradecer a todo el cuerpo técnico, familia y amigas de Benidorm que hicieron que mi estadía allá fuera muy grata y que me sintiera como en casa.

2) ¿Por qué se dio tu regreso al handball local? ¿Por qué a Grilli? Siendo que al haber jugado en Europa, podrías haber jugado en otro club.

JB: En principio decidí volver porque había pasado toda la temporada allí y tenía ganas de venir a ver a la familia y amigos. Es difícil estar lejos de los arraigos; sumado a que tenía unas cuestiones personales que resolver acá. Entre ellas, un objetivo que cumplir con mi club de origen.

Mi decisión de volver y elegir Grilli para jugar básicamente es porque es mi casa, es el club donde jugué toda la vida, con el cual crecí como jugadora y como persona, el que me permitió llegar a donde llegué. Si bien tuve propuestas de otros clubes no hubo ninguna convincente como para que me fuera. Y, ademásn, sabía que mi presencia podía tener un impacto positivo en el equipo y en el club.

3) ¿Cómo cambió Grilli en cuanto a juego con tu regreso? Es decir, tuvieron un primer torneo difícil a nivel resultados (si bien perdía, no era por mucho), y, desde tu regreso pasaron a estar invictas en el Clausura.

JB: Bueno, primero que nada, con el regreso al equipo tuvimos que acomodarnos todas a un mismo juego. Mi paso por Europa me permitió cambiar y ver el juego de otra manera. Quizá lo que más valoro es eso, la resolución del partido dentro de la cancha y la visión del mismo. Sé que soy una pieza clave del equipo, y, como digo, juego para el equipo; si yo no puedo resolverlo sé que tengo un montón de gente atrás que lo va a poder hacer. Ahora quizás me dedico más a hacer jugar al resto; es difícil de explicar, pero, ya te digo, te cambia totalmente el juego, volvés con otra mentalidad.

Por el momento los resultados se nos están dando aunque estamos complicadas con los puntos; pero bueno, el objetivo del equipo y, personalmente el mío, es salir de esa zona de descenso y acomodarnos para lo que sigue.

4) Cuando termine el torneo, ¿tendrías planeado volver a Europa o te quedarías en el handball metropolitano? ¿Por qué?

JB: Hoy en día mi idea es seguir donde estoy; no tuve ofertas del exterior ni de otros clubes de la zona. Siempre que haya una oportunidad será cuestión de poner las cartas sobre la mesa y evaluar los pro y las contras de todo. No es una puerta que haya cerrado totalmente. Y, como siempre digo, todo está en la actitud y el esfuerzo de cada uno, no importa el club , no importa el lugar, es a donde cada uno quiera llegar. ‘Cumple sus sueños quien persiste’.

Fotos: Edwin Van’t Hek PH

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.