Con ADN 100% Gladiador, Argentina gana e ilusiona

En su primera actuación por la Main Round, la Selección Argentina venció a Japon por 28-24, dejando a la vista un nivel altísimo que ilusiona a cualquier espectador.

Arrancando la jornada del jueves, la Selección Argentina se enfrentó a sus par japonés por la primera fecha del Main Round. Ambos venían de clasificar por la fase de grupos, arrastrando 2 puntos el seleccionado nacional y 1 punto los nipones.

Durante el primer tiempo se vio a unos Gladiadores aplastantes, con intensidad plena desde el minuto 0, lo que les permitió rápidamente sacar diferencia en el marcador. Ese arranque fue fundamental para mantener la ventaja a lo largo del partido.

Con un Fede Pizarro descomunal, convirtiendo 9 goles en la primera parte (10 de 14 en total), un Chino Simonet manejando los hilos del partido, jugando y haciendo jugar, Argentina se fue al descanso 17-13 arriba en el tablero.

Foto: IHF

Lo sumamente destacable en este partido fue la exactitud de Manolo Cadenas a la hora de rotar el banco de suplentes en el momento exacto que ameritaba el partido, para así poder mantener el nivel y volumen táctico, sin ahogar a ningún jugador.

El segundo tiempo fue un tanto más parejo: los japoneses intentaban realizar ataques rápidos con lanzamientos sorpresivos, pero se encontraron con la muralla de Leo Maciel, impecable bajo los tres palos (41% de efectividad), lo que les impidió convertir aún cuando la defensa le daba espacios al rival.

Párrafo aparte para el gran trabajo defensivo que tuvo Argentina. Cabe recordar que si bien Japón es un equipo que suele tener su punto fuerte en el contraataque, el excelente repliegue defensivo fue clave para no permitirles tener un tablero de alto goleo, como arrastra en sus anteriores participaciones. De hecho, este fue el partido en el que menos goles convirtió, ya que anteriormente le había marcado 30 goles a Angola, 29 a Croacia y 26 a Qatar.

Con una de sus habituales roscas, Moscariello sentenció el 28-24 final a favor de los albicelestes, con un Federico Pizarro MVP, Diego Simonet y Leo Maciel en niveles superlativos, y muy buenas sensaciones individuales y colectivas. Sorprende el cambio de juego que tuvo la Selección, ya que en anteriores competencias se centraba más el goleo en los extremos y ahora, lejos de eso, se observa una planilla más repartida en nombres y con conversiones mayoritarias en la zona central.

Foto: IHF.

De cara a lo que viene, los Gladiadores enfrentarán el sábado a las 14 horas a Croacia. El grupo es complicado pero, jugando como hoy, el sueño de meterse entre los 8 mejores a nivel mundial está más vigente que nunca.

Pau Heredia

| Periodista Deportiva | Marketing Digital | Jugadora de Handball en Atlanta #12 |

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.