Unlu definirá la final del Centro-Sur Clubes contra Taubaté

El equipo conducido por Elio Fernández accedió a la final, tras vencer con autoridad a SAG Ballester por 33-29, y enfrentará al campeón defensor por la corona.

Más que meritoria la tarea desplegada por los elencos argentinos en el Torneo Centro- Sur Clubes. Una vez más, luchando contra todos los pronósticos y contratiempos de un nuevo torneo continental con las mismas inconsistencias de siempre: una semana recargada de partidos durísimos, cansancio, viajes y condiciones negativas.

Esta vez, a diferencia de ediciones anteriores, dos equipos argentinos disputaron la semifinal del torneo entre sí, asegurando una presencia nacional en el partido definitorio del día domingo. Sag Ballester provocó este cimbronazo, con su gran victoria, en el día de ayer ante Pinheiros por la mínima diferencia(27-26) . Así, los cruces quedaron con argentinos por un lado y brasileños por el otro.

Rivales muy conocidos, por estar siempre en instancias definitorias de torneos metropolitanos, nacionales y también a nivel continental, arrancaron con un partido dominado por los nervios, errores e imprecisiones.

Rápidamente, Universidad de Luján consiguió marcar el norte de la mano de los hermanos Fernandez en la primera línea del ataque y con una defensa incómoda, presionando y afectando los ataques de Ballester que carecían de profundidad. Cuando no aparecía la mano de la primera línea, la segunda era la que aportaba, con Ignacio Pizarro (4 goles) desde el extremo y Pablo Portela (3) desde el pivote. Por el lado de los conducidos por Zuppinger, los hermanos Nicolás y Gonzalo Bono, mantenían en partido al rojo. Alternando pasajes de mayor y menor diferencia, los equipos se fueron al descanso con un 15-13 en favor de los de Luján.

El segundo tiempo dio otras señales. El cansancio de Ballester, debido al desgaste que produjo la batalla versus Pinheiros, le pasó factura a un equipo que no pudo desplegar el handball que nos tiene acostumbrados. La intensidad de siempre se tradujo en distracciones, discusiones con la pareja arbitral y varias exclusiones (10 en total) que dejaron al equipo con uno menos en gran parte de la segunda etapa. A los diez minutos del segundo tiempo, Mariano Cánepa, pieza central de la defensa, vio la roja por acumulación de dos minutos, luego de una acción discutida en la que no se pudo determinar lo que ocurrió. Fernando Bono también se fue descalificado por acumulación de sanciones.

El cansancio de Balle supo ser capitalizado con gran olfato por Universidad de Luján, que aprovechó cada espacio posible de ser explotado. Supo manejar los tiempos, el nerviosismo de su rival y fue certero a la hora de definir el partido. Fueron esenciales los aportes de Juan Pablo Cuello (5 goles), en el extremo derecho y la lucidez de Juan Bar para cerrar el partido en un 33-29 que colocó a Unlu en la primera final continental de su historia.

En los partidos por la clasificación del 5° al 8° puesto, Balonmano Ovalle venció a Deportivo Luterano por 24-19, mientras que, Scuola Italiana se quedó con el triunfo frente a Colegio Alemán en el choque uruguayo de la jornada.

Por la primera semifinal, Taubaté venció con autoridad a Pinheiros por 26-20, con una diferencia que la mantuvo a lo largo de todo el partido.

Lo que viene

Mañana, desde las 16, Universidad de Luján enfrentará a Taubaté por la final del torneo Centro-Sur Clubes, el campeón viajará a Arabia Saudita para disputar el Super Globe de este año.

Desde las 10 de la mañana, Luterano y Colegio Alemán se cruzarán por el 7° y 8° puesto, mientras que Ovalle y Scuola Italiana definirán la quinta y sexta colocación. Finalmente, como antesala del plato fuerte Ballester irá por la medalla de bronce frente a Pinheiros.

Foto: Handebol Taubaté Facebook

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.