Revolución Kamikaze

El fenómeno Kamikaze no tiene techo. Primer triunfo ante Brasil en la mayor, primera medalla dorada en el Suramericano y un legado que no tiene fecha de vencimiento.

Hace dos años un grupo de chicas, de juveniles, se daba a conocer ante la masa popular del handball al ganar, en ese momento, el Panamericano Juvenil de Beach Handball. Con la clasificación consumada al Mundial de Islas Mauricio, conseguirían nada más ni nada menos que el primer podio para una Selección Argentina en mundiales.

Sin embargo, no fueron ellas solas las que empezaron a escribir las páginas doradas en la historia del Beach Handball argentino. En Polonia, el equipo conducido por Salvador Comparone logró llegar a la final de los World Games donde caería, justamente, con Brasil por 2-0. Poco importó el resultado final ya que el objetivo estaba más que cumplido con llegar al podio.

Salvador Comparone, DT de las Kamikazes, ya estaba demostrando su profesionalidad en el deporte y se lo transmitía a cada una de las

Opinión - A sacarles brillo
El Beach Handball fue sensación en los Juegos Olímpicos

jugadoras. Leticia Brunati, DT de las Kamikazes Juveniles, lo seguía al pie del cañón con un proyecto a largo plazo pero con un objetivo más inmediato: los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.

Con el histórico oro en los YOG, la revolución del Beach Handball se transmitió más allá del ambiente específico y fue reconocido por propios y extraños. La espectacularidad del juego, los giros, los flys, la dinámica y la llegada a los grandes medios por los logros conseguidos provocaron una gran admiración en la sociedad por la historia y las condiciones en las que se entrenaban las Kamikazes.

Ayer, nuevamente, escribieron una página dorada. Lograron por primera vez la presea de oro en los Juegos Suramericanos ¿Qué lo hace más significativo? Es la primera vez que la Selección Mayor vence a Brasil. Las lágrimas de Ivana Eliges, Celeste Meccia, Florencia Bericio y Agustina Mirotta (las más experimentadas del plantel) demuestran lo que lucharon durante años para conseguir dicho logro.

Pero el premio no es solo la medalla sino el reconocimiento que tienen en todos lados. Diarios (en papel o digital), noticieros, en la calle. Las Kamikazes son populares, las Kamikazes lograron lo impensado hace años atrás para nuestro deporte: que el país hable de handball, en este caso del beach.

Respeto, responsabilidad, conducta, compañerismo y compromiso. Todo eso podemos resaltar de una Selección con un legado, el de Comparone, Brunati y compañía, que no tiene fecha de vencimiento, que no tiene techo y que quiere más, porque las Kamikazes tienen con qué soñar.

 

Foto: Comité Olímpico Argentino

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.