Se dio la lógica

Argentina cayó ante Dinamarca 31 a 20, por el tercer y último partido del grupo D en el Mundial de Egipto. El seleccionado nacional presentó un plantel alternativo para cuidar a parte de sus titulares de cara al Main Round.

En el comienzo del encuentro, se vio un equipo gladiador con mucha actitud sacando una rápida ventaja de 3-0 en el tablero, que no logró mantener por mucho tiempo. Por parte de los rivales, se pudo ver a un Mikkel Hansen que no reguló ni un minuto y jugó casi todo el partido. Cabe recordar, que no tuvo rodaje ante Congo.

Los primeros 10 minutos fueron sobre todo erráticos, con una buena defensa albiceleste pero muchas pérdidas en ataque y sin lograr penetrar el 6-0 que planteaba el último campeón del mundo.

Asimismo, destacaron grandes actuaciones individuales. Uno de los casos fue el de Pedro Martínez que, como nos tiene acostumbrados en cada duelo, da que hablar por su gran presente y aún mejor futuro. El ex Ward convirtió 6 de 8 goles, logrando un 75% de efectividad, convirtiéndose en el segundo goleador del partido detrás de Hansen.

En defensa, lo más sobresaliente fue lo realizado por Lucas Moscariello, siempre aguerrido recuperando la pelota y demostrando la calidad en definición que tiene a la hora de convertir.

El segundo tiempo fue mucho más desordenado. Dinamarca canjeó por gol cada error argentino y se alejó en el marcador, logrando una diferencia imposible de remontar para los dirigidos por Manolo Cadenas.

El balance general fue igualmente positivo. Hay que tener en cuenta que se presentó un equipo alternativo con debutantes, como Manuel Crivelli, que logró dar movilidad en la primera línea, y Guillermo Fischer, que aprovechó su potente lanzamiento convirtiendo desde los 9 metros. Además, hubo ausencias importantes como las de Sebastian Simonet ( figura ante Congo), Diego Simonet (emblema nacional) y el Colo Vainstein (llave letal en el ataque gladiador).

Párrafo aparte para Juan Bar que, luego de sufrir una pérdida familiar importante en las últimas horas, jugó y reafirmó el gran presente deportivo que viene demostrando a nivel mundial.

Lo que viene para Argentina es el Main Round, donde se podrá ver toda la carne en el asador. El primer partido será este mismo jueves 21/1 a las 16 horas y comenzará lo que para muchos de nosotros es el sueño gladiador.

 

Foto: IHF Facebook

Pau Heredia

| Periodista Deportiva | Marketing Digital | Jugadora de Handball en Atlanta #12 |

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.