Lo que dejaron las tres primeras jornadas del Panamericano Juvenil Femenino

Argentina, Brasil y Chile ganaron cruces contra Perú, Uruguay y Paraguay. Estos enfrentamientos de selecciones, por la primera, segunda y tercera fecha del Panamericano Juvenil Femenino, dejaron en claro algunas máximas del handball para no olvidar. Todavía no se puede hablar de clasificados pero sí de claros candidatos.

PANAMERICANO JUVENIL FEMENINO
PAÍS PJ PTS DIF
 Brasil 3 6 +59
 Argentina 3 6 +43
 Chile 3 4 +15
 Paraguay 3 2 +47
 Uruguay 3 0 -36
 Perú 3 0 -128

.

.

“Es importante arrancar ganando” 

Perú (6) – Paraguay (58) Enorme resultado para las guaraníes en el arranque del torneo. La diferencia de juego se notó en la cancha y la delegación peruana, que recién había bajado hace unas horas del avión, nada pudo hacer.  Fue 10 a 0 en los primeros 15 minutos de partido. Las próximas anfitrionas de los Juegos Panamericanos, Lima 2019, mostraron pocas alternativas de ataque y no encontraron respuesta en una defensa en seis metros frente a la penetración paraguaya. La goleadora de la jornada fue Kiara Vergara con 9 tantos a favor.

Paraguay no quiere dejar de soñar con alcanzar el podio y clasificar al mundial, y el resultado del primer partido les permite mantener la esperanza. Si el escenario perfecto se da en las últimas dos fechas para el equipo de Enrique Menéndez, podría derrotar a Uruguay por mucha diferencia de goles y dar el batacazo contra Brasil, en la última fecha.

“No subestimes al rival”

Perú (13) – Argentina(53) Perú venía de sufrir una paliza contra Paraguay, su primer cruce lo perdió 58 a 6 . Todo indicaba que Argentina iba a ganar cómodo este encuentro y que Giselle Pintos iba a mover el banco, pero el equipo no debía relajarse ni mucho menos confiarse, porque se le podían abrir los espacios a Perú para convertir más que en el partido anterior.

El conjunto de Fidel Cabezas Saforas mostró más variantes en el ataque, tuvo mayor efectividad que en su primer partido y penetró a la defensa argentina para generar ocasiones de gol, lo que llevó a las peruanas a superar por más del doble su conversión, con respecto al partido pasado. Pero sus falencias estuvieron en el repliegue, en la poca consistencia de sus jugadoras en seis metros y en la falta de intervenciones contra el control argentino de la pelota.

Finalmente, el equipo celeste y blanco logró imponerse por 40 goles de diferencia, ¿eso es bueno o malo para Argentina? Ante ciertas eventualidades, como ser que los otros seleccionados tengan igualdad de puntos y todos ganen a Perú “por mucho”, esa cifra podría favorecer o no a la selección. Hay que recordar que Paraguay alcanzó una diferencia máxima de goles frente a Perú, marcó 52 más, y ya estaría mejor posicionado que Argentina en tantos a favor aunque hoy perdió por un gol frente al seleccionado nacional; el otro caso es Brasil que le ganó 45 a 11, pero que en la general viene con más puntos a favor; por lo que, si los partidos se vienen ajustando más hacia el final del torneo, la diferencia de goles podría ser crucial para definir las clasificaciones al mundial.

“No se festeja antes de tiempo”

Paraguay (17) – Argentina (18) El último partido de la tercera fecha fue toda una final. Podría haber sido para cualquiera. Argentina sacó de la galera goles necesarios para el triunfo pero también erró bastante. La figura del partido fue Martina Bohner, que hizo lo suyo desde el inicio del partido hasta los últimos segundos, tapando pelotas claves para mantener el marcador a su favor.

Paraguay llegó siendo candidato, pero ahora con una victoria y dos derrotas su clasificación peligra. ¿Puede dar el batacazo? Sí, las chances son mínimas pero todavía los números acompañan a la esperanza albirroja. Mientras, Argentina gritó la clasificación al Mundial y sus próximas citas las enfrentará con una plaza asegurada y mayor tranquilidad. Aunque, claro, aún queda por delante pendiente la conquista del oro panamericano.

“Hay que salir a jugar de igual a igual”.

Brasil (26) – Chile (23). Por la primera fecha, el cruce de la jornada fue el de las comandadas por Felipe Barrientos contra el gigante Brasil. La sorpresa fue a los 10 del primer tiempo, cuando las chilenas se pusieron al frente (5-4). Pero pronto el partido viró hacia las brasileñas que, de la mano de Daniel Suarez, supieron marcar distancia en el marcador, imponiéndose en un partido que fue ajustado hasta el final. La figura del partido fue Fernanda Paulino con 8 goles.

“Brasil siempre es candidato”

Brasil (35) – Uruguay (15) Las charrúas entraron a toda garra porque sabían que en el partido anterior las brasileñas habían ganado “solo por 3 goles” a un Chile que jugó a ganar. Fuertes en defensa, las uruguayas recuperaron la pelota en el arranque y marcaron el primer gol, pero cuando fue el turno de marcar para Brasil las celestes aflojaron y dejaron jugar al rival. El primer gol fue el único gol de las uruguayas en los primeros 15 minutos del primer tiempo y eso les jugó en contra en todo el partido.

Las representantes cariocas mostraron más efectividad que las orientales y mucha más atención en la defensa, pero no las opacaron de más en ese tiempo porque las charrúas lograron meter 5 tantos extra y se fueron al descanso 15 a 6.

En el segundo tiempo, Uruguay tuvo mayor efectividad en sus tiros al arco, pero tuvieron menos lanzamientos, solo 13 en total con 9 conversiones. Por el otro lado, Brasil avasalló con 25 tiros y alargó la diferencia de goles al convertir 20 de ellos. El partido terminó 35 a 15 a favor de las brasileñas que llegaron al país en miras a llevarse el primer puesto del torneo y un pasaje directo Polonia, para disputar el próximo mundial, en el mes de agosto.

Hay que aprovechar las oportunidades del partido

Brasil (48) – Perú (12) Fernanda Paulino volvió a ser figura en Brasil y con los 10 tantos que convirtió al arco peruano acumula 25 goles en tres partidos. En el conjunto de Fidel Cabezas Saforas, la jugadora que más llegó al arco fue Camila Delgado, con 5 conversiones.

Cómodo ganador, Brasil lleva 59 goles a favor en los tres partidos disputados. En gran medida eso se lo deben al encuentro contra Perú, aunque no fue la selección que más le convirtió a este equipo. Con 36 goles de diferencia que le sacó a las peruanas, se ubica detrás de Argentina que alcanzó una diferencia de 40 goles y Paraguay que logró 52.

“Cada partido es una final”

Argentina (20) Uruguay (18) El clásico del Río de la Plata no fue fácil. Los nervios del arranque después de la inauguración del torneo hicieron que los equipos cometan muchos errores en ataque. Pero quién pudo capitalizar mejor los errores del rival y marcar con mayor efectividad fue Argentina, que dejó el marcador 13-6 a su favor antes del descanso.

Al volver del entretiempo, los seleccionados estuvieron cinco minutos sin marcar. Aprovechó Uruguay y se adueñó de la pelota para elevar un parcial 4-0 en la segunda mitad y achicar la diferencia con el local. El marcador estuvo palo a palo hasta los minutos finales. No hay que dar pelota por perdida, mucho menos en los clásicos y Uruguay achicó a un gol la diferencia en el último minuto. Sin embargo, se jugó dejando todo hasta el deselance, y la pelota clave vino de la mano de Carolina Ponce para sentenciar el 20 a 18 de la celeste y blanca.

“No hay que confiarse”

Chile (26) Paraguay (22) Por el primer partido del miércoles se enfrentaron Chile contra Paraguay. Fue el partido de la fecha. Una tarde sofocante para las chilenas que venían de perder contra Brasil 26 a 23 en su primer partido, donde habían dejado todo. Ahora, Las Lobitas se enfrentaban a Paraguay, que se perfilaba como candidato tras derrotar 58 a 6 a las peruanas.

En un comienzo, la ventaja fue guaraní. Las albirrojas se mostraron contundentes en el ataque por sus lanzamientos precisos y fuertes en defensa frenando muchos de los ataques chilenos, en la primera mitad. El resultado parcial del primer tiempo fue a favor de las paraguayas.

Sin embargo, Chile sorprendió a Paraguay y dió el batacazo a los 10 minutos del segundo tiempo. Nada pudo hacer Enrique Menéndez que después de pedir minuto técnico, Chile convirtió nuevamente, poniendo el marcador 16 a 19 a favor de Las Lobitas. Fue peleado hasta el final y la victoria parecía poder ser para cualquiera de los equipos, pero anímicamente la remontada chilena fue significativa y el partido concluyó 22 a 26 para Chile, que con ese cierre consiguió la mayor diferencia de goles que se dio en el partido.

“Se puede remontar y convertirse candidato” 

Chile (27)– Uruguay (13) Uruguay tuvo un comienzo esperanzador, peleó de igual a igual a Argentina, en su primer partido, quedando solo dos goles abajo en la definición. Pero tras cruzarse con Brasil y perder el segundo duelo, el equipo sufrió un bajón anímico que las alejó de la victoria nuevamente, esta vez contra Chile. Lejos de la clasificación al mundial, la sangre charrúa no afloja en ningún partido. La potencia que demuestra en cada pelota las hace merecedoras de un mejor marcador.

Chile demostró que se puede salir de los malos resultados. Con un comienzo desalentador en el cruce con Brasil, se recuperó y se llevó dos partidos claves antes de su encuentro con Perú que, de acuerdo a la tendencia de los partidos que se llevaron a cabo, se espera que ganarán cómodamente. También podrá ser tiempo de ver jugadoras nuevas en escena y dejar descansar a las goleadoras, para que se recuperen para el partido decisivo frente Argentina y definir el podio del Panamericano.

Próximos cruces

En un torneo que es “todas contra todas”, los cruces continuarán hasta el sábado. Por la cuarta y quinta fecha del Panamericano Juvenil, los cruces serán los siguientes:

Viernes 13/04
15.00 Perú – Chile
17.00 Paraguay – Uruguay
19.00 Argentina – Brasil

Sábado 14/04
15.00 Uruguay – Perú
17.15 Argentina – Chile
19.30 Brasil – Paraguay

Nanda Singh

Jujeña. Metida en producción, periodismo y programación. Nada se compara con el festejo de una atajada mano a mano después de una contra.