Guillermo Fischer: “Jugar en España me va a dar un plus”

Guillermo Fischer, actual jugador de SAG Lomas de Zamora, habló con Das Handball sobre sus metas, experiencias, su inminente pase al Sociedad Deportiva Teucro y su futuro en la Selección Nacional.

 

– ¿Qué es Lomas para vos? ¿Con qué recuerdos y valores te quedás de tu primera etapa en el club?

– La verdad es que Lomas es como mi segunda casa. Ya llevo varios años en el club y me ha dado grandes amigos, tanto fuera como dentro de la cancha, así que, como te dije, es mi segundo hogar. En cuanto a los recuerdos que me quedan… Pasé de todo en el club: descensos, ascensos, etapas lindas, etapas feas, pero creo que el objetivo siempre era seguir para adelante, dejarlo todo y la verdad es que siempre se hizo eso. Lo demuestra que hoy estemos en Liga, disputando con un equipo de buen nivel, pero que ha tenido altibajos por jugadores que se lesionan, que vuelven, que se van. Creo que me quedo con la actitud de dejarlo todo siempre.

 

Guillermo Fischer en Lomas
Guillermo Fischer en Lomas.

 

– ¿Qué te genera saber que vas a jugar las próximas dos temporadas en la liga Asobal? ¿Cuál fue tu reacción cuando te enteraste de la noticia sobre tu pase al handball español?

– Me produjo una gran alegría. Creo que a muchos jugadores que están hoy en día en Argentina les gustaría poder jugar profesionalmente, y hoy es una oportunidad que se me ha presentado a mí. Poder tener el lujo de aprovechar esta oportunidad es algo que me produce una gran felicidad. Por otro lado sé que se dejan varias cosas de lado, pero bueno, son cosas que pasan.

– ¿Manolo influyó en tu pase al Sociedad Deportiva Teucro?

– Sí, el que hizo el contacto con este equipo español fue el técnico de la Selección Argentina. Así que tuvo una gran influencia en que yo hoy en día esté a punto de partir para España.

– ¿Qué esperás de esta nueva experiencia en España?

– Mis metas en España consisten en mejorar, tanto física como tácticamente, para poder progresar como jugador y para poder desenvolverme mejor dentro de la cancha. Así que espero que mi rendimiento pueda aumentar para que, en próximos tiempos, pueda tener una oportunidad con la Selección Argentina.

– Ya estuviste un par de días entrenando en el Club Balonmano Nava. ¿Qué te dejo esa pequeña experiencia? ¿Cómo viviste los entrenamientos?

– Si, estuve unos días en el Navas. Durante el mes de marzo estuve practicando alrededor de 10 días y la verdad que la experiencia que me dejó fue positiva. Te das cuenta que hay un cambio entre España y Argentina, debido a que el handball allá es profesional y eso hace que los jugadores se puedan dedicar de lleno al deporte sin tener que dedicarle tiempo a las obligaciones que tienen los deportista acá (que aparte de jugar en sus respectivos equipos, estudian o tienen un empleo que hace que les consuma tiempo y energía y no les permita estar metidos completamente en el deporte). En cuanto a los entrenamientos los vi bien, muy positivos, se le da mucha importancia a la parte táctica y se hace mucho análisis de los partidos. Es un nivel bastante intenso.

– Fuiste a jugar el Cuatro Naciones y el torneo Bárcenas con la Selección. ¿Cómo viviste esas experiencias?

– Haber jugado esos torneos fue muy importante para mí, ya que fueron mis primeras experiencias con la selección adulta en torneos preparatorios. La verdad que poder jugar al lado de jugadores como Diego Simonet o Matías Schulz es el sueño de cualquier jugador argentino, porque tienen un gran prestigio, tanto internacional como interno. Y bueno, haber podido jugar con ellos para mí es un orgullo bárbaro. En cuanto a lo personal, como te dije, es una alegría enorme, es como un sueño que todos desean pero que se le cumple a muy pocos y cada oportunidad que uno tiene la aprovecha al máximo porque no es algo que se presenta con frecuencia.


– Guille, tenés chances de ir al próximo mundial. ¿Creés que ir a España, te podría dar, por así decirlo, un plus para asegurarte estar en ese torneo?

– Sinceramente, no creo tener muchas chances de ir al mundial porque tengo grandes jugadores por delante mío como son los hermanos Simonet, Julián Souto Cueto y Nicolás Bonanno, que han tenido un gran rendimiento, tanto en Cochabamba como en el Panamericano de Groenlandia. Así que la verdad es que mis chances de integrar la lista para el mundial de Alemania-Dinamarca son muy escasas. Pero creo que sí, que ir a España me va a dar un plus de acá en adelante para poder llegar a tener un poco más de protagonismo con la Selección.

– ¿Tenes algún sueño o meta pendiente o que te gustaría alcanzar?

– Creo que el sueño de todo deportista es poder ir a los Juegos Olímpicos. Sé que es complicado porque van las mejores selecciones de handball del mundo y todos llevan lo mejor para hacer un buen torneo. Y en Argentina, habiendo tantos jugadores se dificulta un poco. No creo que sea imposible.