Gioia: “Sueño con la celeste y blanca”

Maria Victoria Gioia, jugadora del Brescia de Italia, charló en exclusiva para Das Handball sobre sus inicios en el deporte, Lanús, su actualidad en el continente europeo, su sueño y, obviamente, de su relación con Martín Molina.

La ex jugadora de Lanús y de gran presente en el handball del Brescia de Italia se tomó el tiempo y, desde el Viejo Continente, nos brindó una cálida entrevista en la cual no se guardó nada. De arranque nos contaba sobre sus inicios y la actualidad del equipo Granate en Liga de Honor:

-¿Cómo arrancaste a jugar? ¿Por qué elegiste handball? 

-Arranque a jugar a los 6 años en el club Lanús porque mis hermanos mayores ya lo practicaban y solía estar ahí todos los fines de semana. Además es el club de mi barrio.

-Justamente arrancaste en el Grana que ahora está en un gran momento después del ascenso. Se puede ver por las redes sociales que lo seguís ¿Qué te genera verlo así? ¿Hablas con las chicas que forman el plantel?

-Obvio, siempre desde que estoy acá lo sigo. Y la verdad que ver todo este crecimiento y  logros que están teniendo para mi es una felicidad inmensa. Me costó muchísimo dejar mi club después de 17 años jugando ahí pero el amor por la granate no cambia nunca. Con las chicas me hablo y siempre me tienen al tanto de todo lo que pasa por allá, también con el entrenador que me manda los vídeos de los partidos para que pueda verlas como están jugando.

-Y cuando ves todo esto que está pasando ¿Se te cruza volver a Lanús?

-Obvio, las ganas de volver siempre están. Jugar con tus amigas, en tu club, es lo mejor. Pero bueno también se que acá estoy cumpliendo un sueño, viviendo del deporte que amo y mientras pueda quiero aprovecharlo.

Luego nos empezó a hablar de cómo surgió la chance de jugar en Italia y, además, nos contó las diferencias que hay en cuanto a lo deportivo e infraestructura que hay entre ambos países.

-¿Cómo fue la chance de irte a jugar en el exterior?¿Cómo se te presentó la oportunidad?

-En realidad me lo habían propuesto varios años atrás una argentina que ya jugaba acá pero yo no me animaba, hasta que un día lo hice, empecé a averiguar por equipos acá y con ayuda de un representante se dio. Fue una decisión muy difícil porque además estábamos jugando el ascenso con Lanús pero también era lo que siempre quise. Por suerte tuve mucha ayuda de mis padres que me apoyaron desde el comienzo.

-¿Cómo fue el cambio de jugar en Argentina a jugar en el exterior?

-En cuanto al aspecto deportivo difícil porque venía de muchas lesiones y de jugar en primera división donde no había tantos equipos fuertes y acá me encontré con una gran diferencia física. Además venía con la idea de jugar como extremo y terminé siendo el central del equipo. Después el factor idioma fue complicado porque no sabía nada de italiano pero por suerte tuve mucha ayuda de las chicas sudamericanas que vinieron conmigo.

-¿Hace cuantos años estás en Italia? ¿Qué diferencia en cuanto a lo deportivo e infraestructura notas con Argentina?

-Este es el tercer año que juego acá. Y hoy en día en cuanto a lo deportivo creo que es el mismo nivel que Liga de Honor de Argentina, la diferencia es que acá se entrena todos los días y doble turno las que somos “profesionales”. A nivel infraestructura pienso que Italia este más preparada, no tenes ni un club sin piso de parquet o taraflex, todos con calefacción, vestuarios impecables y ni hablar de todos los materiales que te brindan, al menos Brescia donde juego, para poder entrenar de la mejor manera.

Para cerrar la entrevista habló de sí misma, como jugadora, nos contó sus sueños y no le escapó a su vida personal, especialmente cuando comentó como es su relación con Martín Molina, jugador del Teamnetwork Siracusa.

-¿Cómo te definís como jugadora?

-Me estas matando (risas). Creo que veloz y fuerte en el uno contra uno, y también inteligente a la hora de generar juego para los demás, la tarea del central digamos. Y en defensa siempre queriendo robar pelotas para salir de contra.

-¿En tu futuro en que pensas?

-Que difícil. Sinceramente no estoy pensando tanto a futuro. Disfruto lo que tengo hoy y trato de dar lo mejor siempre para seguir creciendo. Cuando termine la temporada italiana veré que se me presenta.

-¿Qué sueño tenes?

-Seguir viviendo de lo que me gusta y, obvio, vestir la celeste y blanca.

-¿Cómo es tu vida en Italia?

-Este año me dedico solo a entrenar, por las mañanas gimnasio y a la tarde handball. A veces ayudo con las inferiores. Cuando hay tiempo libre paseo y si hay un fin de semana sin partido voy a visitar a mi novio (Martín Molina) que también juega en Italia.

-¿Cómo es la relación con Martín? ¿Cómo se ven? ¿Cómo se conocieron? 

-Con Martín nos conocimos apenas llegue a Italia que hablabamos de handball por facebook (risas). Hace 2 años que nos vemos cuando alguno tiene un fin de semana sin partido, por suerte casi siempre una vez al mes se da esa oportunidad. Este año estamos uno en cada punta de Italia así que si o sí hay que tomar un avión pero bueno al menos esta en el mismo país. Quizás para la próxima temporada estemos más cerca, esa es la idea.

A sus 25 años, Vicky Gioia sigue su carrera en Italia en busca de más crecimiento que la lleve a cumplir su sueño de Selección. A su lado, o mejor dicho a unos 1300 km, se encuentra su principal apoyo, su novio. Ella no deja sus raíces de lado, sus amigas ni su club que la vio nacer en el handball. ¿Quién te dice que unos años no la vemos cumpliendo su sueño? Para ella, soñar no cuesta nada. Y más cuando se prepara tanto para eso.

Lucas García

Periodista Deportivo recibido. Primer año en DeporTEA y los dos restantes en Crónica. En busca de hacer la licenciatura. Intento de fotógrafo con la Nikon D5300 - Viví los JJOO Río 2016