Siga, siga, siga el baile

Por cuarto torneo consecutivo, el Súper UNLu de Pablo Robledo se coronó campeón metropolitano. Pero para recibir el trofeo, antes tuvo que sufrir: recién sobre el final del encuentro pudo dar vuelta el resultado y vencer 29-28 a Ballester.

 

No se le podía escapar. Un UNLu con el orgullo herido tras quedarse afuera del próximo Panamericano de Clubes se planteó un objetivo claro: ser campeón metropolitano de manera invicta. No era imposible, ellos lo sabían. De hecho, UNLu ha perdido un único encuentro en todo el año: justamente, macabro destino, ante SAG Ballester.

 

El equipo de Elio Fernández salió decidido a arruinarle la fiesta a los hijos del entrenador, moviendo mucho las piernas en defensa, corriendo las contras a toda velocidad y apelando a meter siete jugadores en ataque para vulnerar el bloque defensivo de San Fernando. ¿No está Andrés Kogovsek en el extremo? No importa, los chicos corren y Sean Corning no tiene problemas para definir ante Juan Bar. Además, Tomás Villarroel entró con todo y comenzó a sumar atajadas. Claro que Bar no se quedaba atrás y mantenía a UNLu en partido. Así las cosas, los de rojo vencían 9-7 a los defensores del título a los 15′ del primer tiempo.

 

A partir de allí, Ballester comenzó a crecer y a aprovecharse del apuro de la Universidad de Luján. Un sablazo de Werner y una corrida espectacular de Mariano Cánepa dejaron el tablero 12-9. Tiempo muerto obligado de Robledo: “Tranquilos, muchachos, falta mucho para terminar el partido”. El encuentro comenzó a llenarse de exclusiones y Ballester continuó sacándole renta a la situación, llegando a convertirle ¡19 goles! en el primer tiempo a UNLu. Un número altísimo, teniendo en cuenta que Bar terminó esa mitad con un promedio cercano al 30% de atajadas.

 

Una Vella historia

 

Después de ese 19-15 adverso, los campeones necesitaban levantar cabeza en la segunda mitad, pero la tendencia no parecía revertirse. Un zurdazo de Pizarro, una gran jugada de Juan Pablo Fernández y una atajada de Bar le permitieron a UNLu ponerse a un gol de su rival. Sin embargo, a falta de 18 minutos para el final del partido, Pablo Robledo realizó la jugada que cambiaría el rumbo del partido: el DT sacó a Juan Bar, uno o el mejor arquero del handball local, y confió en Nicolás Vella para cerrar el arco. Y ahí empezó el show del ex portero de Mitre. De nueve metros, de siete, del extremo, de contra: Vella tapó lanzamientos de todos lados para empujar a UNLu a la victoria.

 

Así, a falta de 10 minutos, Federico Pizarro y Juan Pablo Fernández marcaron consecutivamente para poner a UNLu al frente. Y allí sí que no hubo vuelta atrás: a pesar de los palazos de Scovenna y de las sanciones marcadas por las juezas del partido, UNLu manejó los hilos y se apoyó en Vella como rueda de auxilio cuando las cosas no salían. El 12 terminó con los brazos en alto tras contener dos pelotas seguidas que habrían significado el empate de Ballester con unos pocos segundos restantes en el cronómetro.

 

Otra vuelta en San Fernando, que no deja de acumular alegrías desde que se conformó este Súper UNLu que se alimenta con títulos. Un rendimiento que, probablemente, ya no sorprenda, pero que esta vez tiene un significado distinto: ahora UNLu demostró que también sabe reponerse de los golpes duros. ¡A disfrutar, campeones!

 

 

Ficha técnica

 

UNLu (29): 7- Mauro Mingorance (1); 14- Lucas Acetti; 9- Agustín Farías; 16- Carlos Diciocco; 13- Juan Pablo Fernández (7); 10- Sebastián Fernández; 87- Juan Bar; 17- Gabriel Farías; 12- Nicolás Vella; 2- Federico Fernández (3); 3- Federico Pizarro (8); 38- Guido Ricobelli (5); 19- Patricio Verdino; 20- Ramiro Martínez (2); 6- Agustín Robert (3); 15- Joaquín Vera. DT: Pablo Robledo.

 

SAG Ballester (28): 11- Ignacio Filipuzzi; 2- Leonardo Werner (3); 9- Francisco Facio; 8- Mariano Cánepa (3); 14- Gonzalo Bono (2); 3 – Sean Corning (3); 10- Matías Scovenna (7); 12- Agustín Sambrana; 15- Lucas Aizen (2); 4- Nicolás Bono (1); 18- Demián Dyfort; 6- Tomás Werner (5); 17- Santiago Cánepa (1); 21- Joaquín Aravena (1); 1- Tomás Villarroel. DT: Elio Fernández.

Stefanía León

Tesista de Ciencias de la Comunicación en U.B.A. y jugadora de Handball en la Municipalidad de San Miguel. Obsesiva de las redes sociales, buscando innovar siempre. Ex C5N y abriendo camino en A.F.A.