Papá Noel llegó antes a Ballester

Con un Santiago Canepa intratable en ofensiva y un gran nivel de Tomás Villarroel en el arco, la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester le ganó la final del Súper 7 a la Universidad de Luján por 29-27. El club de San Martín obtuvo su segundo título del año, luego del Nacional de Clubes. En Unlu dirigió su último partido el entrenador Pablo Robledo.
 

Los de Elio Fernández venían de dejar en el camino a Manuel Dorrego en semifinales, en un encuentro que fue peleado hasta el final. Por su parte, el equipo de San Fernando había cobrado venganza ante Ferro de la caída en el Nacional, para así meterse en el partido definitorio del certamen.
 

Al igual que ante Dorrego, Ballester arrancó como una tromba y se adelantó 3-0 en los primeros cuatro minutos. Unlu empezó a encontrar el arco y, con tres goles consecutivos, igualó las acciones. Gracias a la contundencia en los contraataques, los alemanes volvieron a retomar el control del marcador (11-8, en 20 minutos del primer tiempo).
 

En el tramo final de la etapa inicial, Juan Bar comenzó a tener injerencia con sus atajadas para que la ex Inef N°13 lograra recortar la diferencia (10-11). Pero del otro lado estaba Santiago Cánepa y con sus cinco goles en los primeros treinta minutos le permitió a SAGV Ballester irse al descanso arriba 16-14.
 

El central de Ballester siguió encendido en los primeros instantes del complemento para vulnerar la defensa de Unlu. Pero el múltiple campeón de Femebal tiró toda su jerarquía en cancha y empardó el marcador (21-21, a los 13′ del segundo tiempo). Esto obligó al banco de Balle a pedir un tiempo muerto.

 

La reacción después del “time out” fue perfecta: un parcial de 5-0 le dio la ventaja 26 a 21. Con diez minutos, la historia parecía cosa juzgada. Pero nunca hay que subestimar el corazón de un campeón. El Súper Unlu se sostuvo en partido gracias a un brillante Bar debajo de los tres palos y la producción de sus Gladiadores, Federico Pizarro, Federico y Juan Pablo Fernández en ataque. Así, logró llegar a los últimos sesenta segundos un gol abajo (27-28).

 

Con 49 segundos por jugar, Elio Fernández gastó su último tiempo muerto para diseñar la última posesión y tratar de cerrar el partido. Y en ese momento, cuando la pelota quemaba, apareció el héroe del día. El menor de los Cánepa tomó el lanzamiento y marcó su undécimo gol, que fue decisivo para quedarse con la gloria y sellar el 29-27 definitivo.

 

Párrafo aparte merece la actuación de los arqueros. Tanto Villarroel como Bar demostraron por qué llamaron la atención de Manolo Cadenas para ser convocados a entrenar con la selección. Tomás fue fundamental para que su equipo lograra el título y Juan permitió que los suyos se mantuvieran con chances hasta el final.

 

La revancha del Rojo

 

La Sociedad Alemana de Villa Ballester se quedó con su segundo torneo en el año. En septiembre le ganó a Ferro la final del Nacional. Y ahora se sacó la espina de vencer a Unlu en una definición, algo que se le había hecho imposible hasta ahora. El formato de torneo corto parece sentarle bien al equipo de Elio Fernández. En el 2018 tiene por delante, además de la Liga de Honor y el Nacional de Clubes, el Panamericano de Clubes. Los valores jóvenes del club como Gonzalo y Nicolás Bono, Thomas Werner o Joaquín Aravena, por citar algunos, se mezclan con los históricos como Andrés Kogovsek, Matías Scovenna o Mariano Cánepa. Estas dos generaciones le permiten ilusionarse con grandes alegrías en el futuro. La cantera de Ballester parece inagotable.

 

Por su parte, la Universidad de Luján deberá enfrentar un momento de reconstrucción. El 2017 de Unlu tuvo dos caras: no encontró rival en el torneo local (sólo perdió dos encuentros en todo el año) y se coronó en el Apertura y en el Clausura. Por otro lado, consiguió entrar al podio del Panamericano de Clubes. Sin embargo, le quedará la espina de la derrota con Ferro en la semifinal del Nacional, que le imposibilitará contar con competencia internacional en la temporada 2018.

 

El próximo año ya no contará con la conducción de Pablo Robledo, quien anunció que no seguirá en la institución. 11 podios en cuatro años: sin duda, Robledo quedará en la historia de Unlu. Además, los arqueros Nicolás Vella y Carlos Diciocco (se retira) anunciaron públicamente que se desvincularán del Inef. Dependerá de la decisión de continuar o no que tomen sus figuras para armar el plantel para la próxima temporada.

 

Ficha técnica

 

SAG Ballester: 1- Tomás Villarroel; 2- Leonardo Werner (1); 3- Sean Corning; 4- Nicolás Bono (3); 6- Tomás Werner (3); 7- Andrés Kogovsek (2); 8- Mariano Canepa (2); 9- Francisco Fascio; 10- Matías Scovenna (4); 11- Juan Filipuzzi; 14- Gonzalo Bono (3); 15- Lucas Aizen; 16- Tomás Mendieta; 22- Joaquín Aravena; 17- Santiago Cánepa (11); 23- Gastón Rudich. DT: Elio Fernández.
UNLU: 2- Federico Fernández (9); 3- Federico Pizarro (5); 6- Agustín Robert (1); 7- Mauro Mingorance; 9- Agustín Farías; 10- Sebastián Fernández; 12- Nicolás Vella; 13- Juan Pablo Fernández (2); 14- Lucas Acetti (1); 15- Joaquín Vera; 16- Carlos Diciocco; 17- Gabriel Farías; 19- Patricio Verdino (1); 20- Ramiro Martínez (2); 38- Guido Ricobelli (6); 87- Juan Bar. DT: Pablo Robledo.