Cortó la mala racha

Por la anteúltima fecha del Torneo Clausura de la Liga de Honor Caballeros, Nuestra Señora de Luján derrotó a Defensa y Justicia como local por 24-19. El equipo de San Martín, ya descendido, obtuvo su primera victoria en el año. Defensa y Justicia podría jugar la reubicación por la permanencia en la Liga frente a un equipo de Primera.

 
Luján llegaba a este partido con la ilusión de lograr su primer triunfo en el 2017 para despedirse de la mejor manera ante su gente de la máxima categoría del handball metropolitano. El conjunto de Florencio Varela, en cambio, tenía la obligación de ganar para sumar puntos y alejarse de la reválida.

 

En el arranque, ambos equipos evidenciaron claros problemas para convertir. En los primeros ocho minutos sólo hubo un gol (de Defensa y Justicia). Promediando el primer tiempo, el local pasó al frente por primera vez (4-3), lo que obligó al entrenador visitante, Jorge Robledo, a pedir un tiempo muerto.

 

En el final de la etapa inicial, el Halcón de Varela comenzó a lastimar con los lanzamientos externos. Los dirigidos por Gerardo Muras también levantaron su eficacia en ofensiva. De esta manera, los primeros treinta minutos terminaron igualados 9-9.

 

En el complemento, los dos equipos anotaron en su primera posesión tras el descanso. Así, lo que en gran parte del primer tiempo fue un encuentro con bajo goleo, se empezó a transformar en un duelo con muchos giros en el marcador. Promediando la segunda mitad, Defensa y Justicia sacó dos goles de renta (16-14). A pesar de esto, los lujaneros no decayeron en intensidad y el arquero Matías Ortelli empezó a transformarse en un factor decisivo en el trámite del partido, para llegar así a los últimos diez minutos igualados en 17-17.

 

Citando al relator de básquet Álvaro Martín, el encuentro ingresó en la chiquita: esa parte del partido donde no hay margen de error y cualquier falla puede definir al ganador. Y ahí apareció Ortelli para cerrar definitivamente el arco y convertirse en el héroe del día para Luján, que no dudó en ataque y clavó un parcial de 5-0 para sentenciar la historia y sellar de esta manera el 24-19 definitivo.

 

Lo que viene

Nuestra Señora de Luján pudo sacarse la espina de no haber ganado un partido en toda la temporada. Ya sin chances de evitar el descenso, buscará cerrar el año de la mejor manera visitando a Estudiantes de La Plata (también perdió la categoría) para empezar a enfocarse en un 2018, que lo tendrá disputando la Primera División.

 

Defensa y Justicia, en tanto, no pudo repetir en el segundo semestre la muy buena campaña del Torneo Apertura, donde se hizo muy fuerte de local y finalizó sexto. Ahora, marcha anteúltimo en el Clausura y deberá buscar el triunfo en la última fecha ante Ferro para evitar cualquier especulación con el tema de la reválida.