#Entrevista2: Joana Bolling

Joana Bolling se encuentra ante un nuevo desafío en su carrera: a partir de la próxima temporada se incorporará al Aula Valladolid, que en la última temporada finalizó en el quinto lugar de la Liga Iberdrola española.

Tras conocerse esa noticia, el diario “El Norte de Castilla” (Valladolid), reprodujo las palabras del técnico Miguel Ángel Peñas, contento por poder contar con la jugadora argentina: “Por sus condiciones de juego, su rapidez y su forma de jugar se adapta muy bien a la idiosincrasia de nuestro equipo. Hay que intentar que sea poco el tiempo de adaptación que necesite. Sería interesante la posibilidad de que lo antes posible esté integrada en nuestro juego, creo que como el resto de jugadoras que han venido siempre buscamos jugadoras que se puedan adaptar a nuestro juego, que nos den un gran nivel defensivo y mucha velocidad en la contra. Joana es rapidísima, todo lo que hace, lo hace a un altísimo nivel de intensidad y eso es muy importante“.

 

Te invitamos a conocer un poco más a esta joven jugadora en esta entrevista a cargo de Ricardo Debeljuh.

 

– ¿Cómo llega tu pasión por el handball?

– Empecé a jugar al handball a los 15 años. Siempre fui muy comprometida con entrenar y así se convirtió en lo que es hoy para mí.


– ¿Dónde comenzaste y cómo fue tu carrera?

– Inicie en San Luis. Jugué durante tres años varios torneos allá hasta que me convocaron de la Selección Argentina. Tuve la posibilidad de jugar un Panamericano y un Mundial junior y eso hizo que tenga que venir a jugar a Buenos Aires para subir mi nivel. Jugué en Mariano Acosta y actualmente en Vicente López.
joana Bolling en la seleccion argentina

– ¿Qué técnicos influyeron en tu evolución?

– El técnico que me creo, Waldo Pescara, es para mí un gran motor. Después, afortunadamente, se cruzaron en mis carrera técnicos excelentes como Leticia Brunati, que me enseñó y me ayudó a adaptarme a Buenos Aires, Raqui Peruchena, que confío en mí, y Gustavo Sciglitano que hoy me banca y me enseña un montón.


– ¿Qué cambió, en lo personal, la decisión de ser donante de tu padre?

– Cambió mi vida. Soy feliz viendo a mi papá bien y físicamente no me cambió en absoluto.

 

– Ser parte de la Selección Argentina, ¿es un reto, un estímulo o ambas cosas?

– Es tanto un reto como un estímulo, es estar donde todos los jugadores quieren estar, pero a la vez se necesita entrenar mucho para estar a nivel y sumar siempre. Se compite por un puesto todos los días.


– Contame cómo ha estado la Selección en general y cómo te sentiste vos en lo personal en Cochabamba 2018.

– La Selección estuvo muy bien. Entrenamos todas las semanas juntas pero ahora estamos en receso para dedicarle tiempo a los clubes. En lo personal, tuve una gran oportunidad este año. Cochabamba fue un gran torneo, conseguimos el objetivo que buscábamos: la medalla de plata y la clasificación a Lima 2019.


– ¿En qué hace hincapié el entrenador Eduardo Peruchena en los entrenamientos?

– Se trabaja en base a los objetivos próximos. Los entrenamientos varían pero sobre todo trabajamos para bajar las pérdidas de pelota, mejorar la defensa y la efectividad.


– ¿Cómo fue tu etapa en Mariano Acosta?

– Mariano Acosta fue una familia para mí durante tres años, me llevo grandes amigas y mucho aprendizaje.


– ¿Cómo te sentiste al llegar a Vilo?

– No me costó adaptarme al equipo de Vicente López. Me recibieron súper bien y la verdad estoy cómoda con ellas. Feliz y disfrutando de este torneo.


– ¿Un sueño deportivo a alcanzar?

– Sueño en grande pero me pongo objetivos a corto plazo. Un sueño es jugar en Europa y está a punto de suceder.