#Entrevista2: Elio Fernández

Elio Fernández pasó sus primeros meses lejos de SAG Ballester, el club al que dirigió durante muchos años y en el cual dejó su huella.  El entrenador de Unlu analiza sus primeros pasos al frente del equipo y los desafíos para lo que viene.

 

 

– ¿Cuál es la actualidad tanto tuya como de UNLu?

– Y… El receso de partidos nos complicó un poco ya que habíamos agarrado ritmo de juego y, creo, estábamos en un nivel alto. No nos convenía parar. Pero bueno, la selección exige eso.

 

– Cuando llegaste al club, ¿con qué te encontraste y cuáles son los objetivos que planteaste?

– Fue lindo regresar a mi casa, ahí me formé como jugador y entrenador. Creo que mi llegada es, sobre todo, para intentar reestructurar el handball desde abajo (inferiores). Y, obvio, intentar sostener los títulos logrados por los mayores y sumarle un paso internacional, que sería jugar de nuevo el Panamericano e intentar ganarlo.

 

– Tienen un equipo sólido atrás y con variantes ofensivas, pero frente a Ferro no se dio el resultado esperado y probablemente haya sido el punto de inflexión del campeonato. ¿Qué pasó en ese encuentro y qué conclusión sacaste?

– Fue un juego un poco temprano para este proceso, no jugamos bien y se sumó un arbitraje muy polémico y el partido se fue. Pero bueno, es pasado, nosotros seguimos por nuestra senda intentando mejorar partido a partido y, a partir de ahí, ver que pasa.

 

– En el partido que jugaron con Lomas se dio una situación atípica, hubo 74 goles. ¿A qué atribuís esa cantidad de tantos marcados?

– El sistema de juego que yo propongo, con un handball veloz y posesiones cortas, le da también al rival la pelota más veces de las que la tiene normalmente. Esto hace que conviertan también más goles que su promedio. Pero en ese partido en particular Lomas hizo un buen juego y salió un encuentro interesante, con goleo alto. Fue un gran partido. UNLu tuvo puntos altos en la transición, que es lo que pretendo. A partir de ese juego, el equipo creció en confianza y estuvimos por encima de 40 goles en varios encuentros.

 

– Comentabas de la importancia del seguimiento de las divisiones inferiores..

– Lo veo personalmente, siguiendo yo mismo a las categorías menores y entrenando yo a los juniors. Tenemos un desafío ahí, de mejorar la base de nuestra institución.

 

– ¿Cuáles son los puntos a mejorar en el equipo de Liga y cuáles los más altos?

– Cuando este equipo mejore y baje las pérdidas en transición, que es lo que necesitamos, va a ser muy difícil de vencer. Obviamente es un plantel con muchísimos jugadores  de nivel internacional, así que no me gustaría nombrar algunos solamente. Quienes me conocen saben que uso en los partidos a la totalidad del plantel, así que es primordial para mí que estén todos al máximo nivel.

 

– ¿Quiénes son los técnicos que más te aportaron positivamente en tu crecimiento?

– Sin dudas, José Márquez, entrenador del CEF 13 primero, de INEF después, y ahora UNLU. Fue una persona que influyó no solo en mi historia handbolística, sino en mi vida misma. Después, de todos los entrenadores que uno mira rescata cosas para utilizarlas en el equipo. Yo miro todo, aprendo cosas de todos los entrenadores. Aún de los de inferiores. Todos aprendemos constantemente.

 

– ¿Qué gran objetivo tenés con UNLU para el 2018/19?

– Mi objetivo máximo de este año es ganar el Torneo Nacional y clasificar al Panamericano 2019, y luego obvio ganar ese Panamericano y ser el primer equipo argentino en jugar el Mundial de Clubes. Como objetivo personal, como entrenador, he ganado todos los torneos a nivel argentino, solo me queda la posibilidad de dirigir una selección o hacer una experiencia en alguna liga extranjera profesional. Me siento preparado para eso.

 

¡Gracias, Elio!