A la playa en invierno

Este fin de semana se desarrollará el Panamericano de Beach Handball Masculino y Femenino en Oceanside, Estados Unidos. Ambos seleccionados argentinos buscarán quedarse con una de las cuatro plazas para el Mundial de Kazán, Rusia.

 
Mañana, a partir de las 18 (hora argentina), comenzará a disputarse un nuevo torneo continental. El formato de competencia es el siguiente: dos grupos de cuatro equipos cada uno. Todos los conjuntos clasifican a cuartos de final. Luego, el primero de cada zona jugará contra el cuarto de la otra y los segundos contra los terceros. Los ganadores de estos duelos, además de ser semifinalistas, clasificarán a la Copa del Mundo. La primera fase se jugará el 8 y 9 de marzo. Los cuartos serán el 10 de marzo por la mañana. Ese mismo día se llevarán a cabo las semifinales y el domingo 11, las finales.

 

 

La selección masculina compartirá el Grupo B con Estados Unidos, México y Puerto Rico. Los “boricuas” serán rivales en el debut, el jueves a las 20.30. Al día siguiente, los dirigidos por Rodrigo Cleppe completarán la ronda inicial ante México (16.30) y Estados Unidos (20.30). Brasil, Uruguay, Paraguay y Trinidad y Tobago conforman la otra zona. La clave pasará por evitar a los brasileños en el cruce de cuartos de final. En la previa, la verdeamarelha aparece como el mejor equipo del certamen.

 

 

En tanto, las Kamikazes quieren seguir siendo protagonistas a nivel internacional. Las chicas comandadas por Salvador Comparone fueron subcampeonas del último Panamericano (perdieron la final con Uruguay) y obtuvieron la medalla de plata en los World Games 2017 (cayeron ante Brasil en la definición). Argentina integrará el Grupo B junto a Chile (8 de marzo, 19.40), Estados Unidos y Brasil (9 de marzo, 15.40 y 19.40 respectivamente). En el Grupo A estarán Uruguay, Paraguay, México y Trinidad y Tobago. Clasificar a la cita mundialista es el objetivo de mínima del representativo femenino. La ilusión es llegar a otra final y, esta vez, ganarla.

¿Arena o nieve?

California estuvo cubierta con un manto de nieve y temperaturas bajo cero hace menos de un mes. Aún quedan dos semanas más de invierno y en el medio están los Panamericanos. Eso no va a detener a los jugadores, que van a cambiar la ropa de abrigo por la malla y la musculosa para salir a la cancha en busca de su lugar en el Mundial.

 

Sin embargo, las delegaciones no van a querer madrugar el primer día en la ciudad costera de Oceanside. El clima no está para muñecos de nieve y los castillos de arena pueden esperar. La temperatura a las 7.00 será de 8º (47º F). El clima mejorará después de la hora del desayuno y los equipos podrán disfrutar de una máxima de 18º C (65º F) a la espera de la apertura del Campeonato. Las condiciones se replicarán al día siguiente, por lo que los dos primeros días se podrán disputar los partidos sin ninguna exterioridad natural. Algo distinto sucederá en los días posteriores.

 

En el tercer y cuarto día, donde se jugarán los partidos más importantes: cuartos, semis y final, se prevé que algunos chubascos estarán al acecho en horas de la tarde. Pero recordemos que siempre se tratan de pronósticos y, en esta oportunidad, las probabilidades rondarán de un 40 a un 70 % entre las doce del mediodía y las seis de la tarde. No es un dato que preocupe a la organización, que prevé continuar con la jornada, asegurando el streaming de cada partido.

 

Nada de armar el mate y desempolvar el burako. El fin de semana en la playa con o sin lluvia habrá handball.

 

Acompañá a tu selección por el streaming y mirá el partido cómodo en malla que acá sigue el verano.

www.usateamhandball.org/live

Nanda Singh

Jujeña. Metida en producción, periodismo y programación. Nada se compara con el festejo de una atajada mano a mano después de una contra.